Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

El tren de la flota

Indice  Anecdotas Marineras

 

 

Provista por: Varios

ANÉCDOTA:

Corría el año 1946/47 y con mi familia vivíamos en la casa Nº 192 ( esquina de las calles de entrada a la BNPB y otra que la cruzaba cerca del acceso a los Talleres de Aviación Naval ) cruce que popularmente se lo denominaba el " palo con camiseta " pues existía una pequeña garita de madera y en su cumbre había un palo pintado a dos colores. Ocasionalmente en esa garita había un policía de la Base Naval, pero no siempre.

Frente a nuestra casa estacionaba el tren que hacía el recorrido BNPB y creo que llegaba a Rosario. Vias de trocha angosta ( 90 cm ?) Allí permanecía varios dias llevando y trayendo conscriptos de las provincias.

Mi hermano Jorge tenía unos 10 años y era terrible. Un día vinieron varios policías desde la entrada de la Base y mi padre debió acompañarlos. Resulta que el "entretenimiento" de mi hermano menor fue romper no todos pero muchos vidrios del tren. Cosa de chicos. Lo vió el policía del "palo con camiseta" y mi padre, Capitán de Fragata, pasó el papelón de su vida, además de afrontar los gastos de reposición de los vidrios. Todavía recuerdo a mi padre, cinturón en mano, corriendo a Jorge a los lonjazos alrededor de la casa.

Julio Augusto Astrada

Yo lo recuerdo perfectamente, esos vagones verdes donde habrán ido a parar?  

Juré la bandera en el estadio de Puerto Belgrano el 20 de junio de 1964, estando ya de pase en el portaaviones ARA Independencia, y tuve mi primer licencia viajando en el tren de flota desde la base hasta Constitucion. Recuerdo que tenía camas pero no con la disposición de un tren común, mas bien parecía el sollado de un barco  Que épocas!!

 Machi

Si recordamos al “tren de Flota” o “de escuadra”, tenemos para todo el fin de semana, pero hay que pasear nietos.
CAZ

"Mar y Sierras"

Ese fue el nombre de un tren de pasajeros que corrió en la década del 70. Salía de Tucumán por el F.C.G.B. Mitre en dirección a Mar del Plata, por lo cual circulaba también por el F.C.D.F. Sarmiento y por último hasta llegar a destino por el F.C.G. Roca.-

Uno ponía su humanidad en el "Jardín de la República" y luego de aproximadamente 25 horas se bajaba en "La Feliz". Se trataba del más democrático de los transportes, cada cual viajaba en la clase que le permitía el bolsillo. Los más pudientes lo hacían en "camarote" incluso despachando su automóvil en el vagón-bandeja, por lo que al llegar a destino ni taxi se debían tomar.-

Por debajo de los más platudos venía la categoría "Pullman". Aire acondicionado o bruta calefacción, asientos que se reclinaban mejor que los de los ómnibus tipo "cama" de la actualidad y eran mucho más anchos con mayor espacio entre una fila y la otra. El mismo contaba con Camarero, luz individual, almohada, manta, asistencia al asiento, etc.-

Ya más abajo estaba la " 1ª " que de tal tenía solo el nombre. En general eran asientos tipo butaca doble, reclinable, pero sin aire, Camarero ni atención alguna.-

Los de bolsillo más a dieta venían en "Clase Turista". Notoriamente de valor mucho más bajo que cualquier otro medio de transporte, sin ningún tipo de comodidad extra salvo asientos triples o dobles de respaldo rebatible con su respaldo y posa-traste de cuerina con goma-espuma, era lo que permitía a los menos beneficiados por la diosa fortuna poder ir de aquí a allá.-

Pero todos, exactamente todos, salían y llegaban de una misma procedencia a un mismo destino en un mismo momento. Si éste no era el trasporte más democrático, entonces éste dónde estaba…?

Pero lo que voy a relatar – salvo el nombre –no tiene absolutamente nada que ver con los trenes más allá de recordar lo que tuvimos y no supimos conservar.-

Ustedes entenderán, luego de leer lo que sigue se darán cuenta que no puedo mencionar buque, línea, año ni mucho menos protagonistas…

Era un viaje en que en el sector de Oficiales viajaban un par largo de "familiares acompañantes". En esos tiempos la atención de dicho sector en los turnos de almuerzo y cena estaba dada por el 1er. Mozo, Mozo de Oficiales y Ayudante de Mozo o bien "Aprendiz de Mozo" en lugar del anterior.-

El Capitán con su esposa, Jefe de Máquinas con su ídem, 1º de Cubierta y mayoría de la plana cenaban a las 20:00LT, es decir en el segundo turno, el que realmente estaba destinado a quienes dejaban las guardias a esa hora, pero sabido es que donde manda Capitán…

Por lo detallado, el primer turno, o sea el de las 19:00LT, era muy poco concurrido, consistía en el 3º de Cubierta que relevaba al 1º a las 20 más el Jefe de R/T dependiendo sus horarios de comunicación, los Pilotines – menos el de Cubierta que dejaba la guardia junto al 1º, y algún otro oficial que quisiese irse a dormir temprano.-

Entre el final del primer turno y el comienzo del segundo, al ser tan bajo el número de comensales iniciales, quedando el comedor rearmado completamente transcurrían unos 15 minutos que se tomaba el personal de Cámara para descansar, por ende el comedor quedaba totalmente solitario.-

Una noche, a manera de postre, se recibe procedente de cocina - ya cortado en las porciones justas para los dos turnos de cena – el famosísimo Postre Balcarce. Se le sirve a los comensales su partición - las porciones restantes para el turno del Capitán se guardaron en la heladera de la Repostería - vino el café, se fueron los comensales, se rearmó el comedor y el personal respectivo se fue a disfrutar de su cuarto de hora de "dolce fare niente".-

A las 20:00LT en punto reapareció el personal de Cámara y los nuevos viandantes fueron llegando y ubicándose. Pasaron los platos respectivos y se llegó al postre. Cuando se lo extrae de la heladera donde se lo había ubicado hasta ser servido se advierte que faltaban tres porciones… Y de cocina habían arribado en número justo pues habían sido controladas…

Algún glotón de la plana que ya había cenado se las había llevado. El problema era que de cocina descongelaban las postres en medida muy ajustada por aquello del "gramaje".-

Menudo problema… nada menos que en el turno del Capitán iba a explotar esto. Serviría para bruto "megambo".-

Con buen tino el 1er Mozo bajó corriendo a la cocina y habló con el "Maestro" para ver si se podían rescatar tres porciones de algún lado. El 2º de Cocina se había ido a dormir temprano pues amasaba el pan y no se había servido la suya, más una sobrante de casualidad y la que no había consumido el mismo Mozo salvaron las papas.-

Todo el mundo con postre, todo el mundo tranquilo.-

Pasó una semana y se repitió el postre. Como el que se quema con leche ve una vaca y llora, prevenidos, los Mozos antes de irse a descansar esos minutos dejaron el postre no en la heladera sino en un tambucho con llave muy próximo al "salón de estar" de Oficiales donde se guardaba vajilla y todo lo referido a la asistencia gastronómica. En el piso de ese tambucho había dos cajones de Coca Cola mediana que se usaban para la atención de las autoridades en las entradas a puerto. Sobre el cajón superior que contenía sus respectivas 24 botellas quedó el postre Balcarce a la espera de ser servido a los comensales del segundo turno.-

A las 20:00LT se repitió la ceremonia y los viandantes se ubicaron para degustar las delicias con que ELMA nos agasajaba a los tripulantes. Ahora los Mozos estaban relajados, esta vez ya no faltaría ninguna porción ni habría que andar corriendo detrás de las mismas. La cena terminaría en paz…

Llegó el gran momento.-

El Ayudante de Mozo, llave en mano, fue al tambucho en busca del "dessert" sureño, abrió la puerta, se agachó, colocando su mano izquierda por debajo retiró tirando con la mano derecha la mitad de la bandeja deslizándola sobre las botellas, cuando su mano zurda ya ocupaba una buena parte de la bandeja circular procedió a levantarla completamente. La bandeja era de cartón…

La falta ocasional del frío dentro del tambucho, más la humedad natural sumada a la que produce ese tipo de repostería a temperatura ambiente, hicieron que la rigidez de la susodicha bandeja desapareciera tornándola endeble e inconsistente. Si antes habían faltado tres porciones ahora – directamente – faltaba la mitad, una gran parte yacía en forma de migas sobre el sector de bandeja que sostenía la mano del Ayudante de Mozo y el resto, sin más opciones, en el piso del tambucho…

Eran sólo tres las porciones que habían permanecido más o menos indemnes, el resto parecía "Revuelto Gramajo"…

Se estaba en problemas

Las "familiares acompañantes" eran tres, coincidía su número con el de las porciones presentables, por lo tanto al ser protocolarmente las primeras en ser servidas comenzando por la esposa del Capitán, ellas no tendrían mayores problemas con su bocado correspondiente.-

En la Repostería la hilaridad trasuntaba los mamparos. La risa de los Mozos se escuchaba desde proa, algo debía estar pasando se murmuraba en la mesa de la plana mayor…

Servidas las señoras ahora había que comenzar por los señores, y nada menos que por el "four ribbons"…

El 1er Mozo no quería salir de la repostería, en parte por estar tentado, en parte por vergüenza.-

El que mejor se contenía era el Mozo de Oficiales, el que – aunque divertido – parecía que podría afrontar la situación, sin embargo su colega tuvo la infeliz idea de, antes que saliera con el plato llevando el postre devenido en una pila de Dogui con destino al Master, decirle lo siguiente : "…si el Capi te pregunta algo decile que es Postre Balcarce y que a él le tocó la parte de las sierras…"

Si antes había hilaridad en la repostería ahora las carcajadas atronaban mientras que – ignorantes de la situación - hasta se contagiaban los mismos comensales al oir a los Mozos en plena algarabía. El Mozo de Oficiales también desistió de su intento de servir ya que no podía contener sus lágrimas por la risa yacente.-

No sé si fue por lo que se tardó en llevarlo a la mesa o finalmente por la presencia del postre pero nadie lo aceptó y todos prefirieron ir directamente al café…

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar