Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

ASADO A BORDO

 

Fedeluque habia comentado:

..Y para respetar a Neptuno seguramente habra que ofrendar algo. La verdad que no se como es este ritual simbolico, y me gustaria saberlo para que no se pierdan esas tradiciones. Y de modo simbolico y divertido poder hacerlas cuando a un velero se le quiera cambiar de nombre

a lo que don Manuel Gutierrez Barquin agrego:

como primera medida, hacer un buen asado e invitar a todos los marinos de "Histarmar" de acuerdo?

Mey comento:

Listo, cambiemosle el nombre a algo rapido y armamos un asadito!!.Y ya que estamos, Uds. habran observado que en todos los buques donde hay argentinos, existe una parrilla en algun lado de la cubierta y cada tanto se ve el humito que no proviene especificamente de la chimenea...??

Habra algun otro pais que tenga una tradicion similar?? Habia un chiste que decia que pasaban varios buques de diversas nacionalidades, de cada uno se escuchaba una musica o cancion especifica de su pais, del argentino se escuchaba: Aplausos para el asadooooorrrrr!!

Don Francisco Velazques se unio:

Estimados Amigos: Creo que la Armada Paraguaya comparte con la hermana Armada Argentina numerosas tradiciones y una de ellas es la de la parrilla y el asadito.

Y don Carrion sugirio:

estimados colegas, el tema del asado abordo es desde tiempo inmemorial una tradición bien nuestra, hasta los petroleros de YPF la tenían sin ningun prurito. En ELMA cuando un buque reparaba en Tandanor solía recibir como atención una parrila de simil piedra de tamaño regular. Al ver el medio tambor en la foto rememoré viejos asados con parrilla colgante para evitar el rolido pasando cerca de cabo Hatteras en noches de mar de fondo pesado. En muchos buques además del asado criollo los tripulantes de origen galaico solían hacer parrillada de sardinas. y alguna vez en Middlesborough cuando la autoridad prohibío el asado abordo por considerarlo peligroso al trasladarlo al muelle contó con la participación de la policía, portuarios y señoritas varias. Alguien debiera escribir el libro de los asados barqueros.


Nos cuenta Marcelo Albornoz:

Es cierto!...La tradición del "asado" existe desde tiempos inmemoriales...

Recuerdo un par de viajes compartidos al Norte de Europa como "familiar acompañante" con mi viejo, el Cap. de Ultramar Dn. Abelardo Albornoz, entre 1973 y 1975  en el B/M "Río Carcarañá" de la Ex-ELMA (Señal distintiva LRPC) que luego fuera hundido en Malvinas por los "Harriers" británicos al comando del querido Cap. Dell'Ellicine.

El "asado" de rigor acontecía al menos dos veces durante la travesía, una NB (hacia el Norte de Europa) y otra SB (de bajada) aunque este último era el que resultaba más satisfactorio dado la cercanía con las familias. En el SB generalmente se hacía frente a las costas del Brasil -al norte de la Isla de Santa Catarina porque usualmente el Golfo homónimo no perdonaba con su "pesto" ancestral-.

La Ceremonia se realizaba en parrilla bien provista ubicada a popa, bajo la protección del Castillo y se "quemaban los últimos cartuchos" disponibles en la cámara frigorífica (generalmente los mejores cortes, ubicuamente "pijoteados" al rancho diario y reservados para el evento) y alguno que otro cerdo comprado a último momento en escala en España.

Recuerdo la vez en que un Contramaestre había comprado un cerdo en España ¡PERO VIVO!!! y la tripulación se había encariñado tanto con el animal que nadie se animaba a sacrificarlo. El chancho en cuestión parecía casi un perro siguiendo a marineros y oficiales como pidiendo clemencia, cosa que no aconteció porque un marinero -gallego de aquéllos- se c..gó en la ecología y decidió que valía más como alimento que como mascota y finalmente lo "ajustició" con certera cuchillada en el cogote...

Demás está decir que al cerdo lo degustó casi en su totalidad el gallego y el "galaico" fue p...teado por todo ser vivo a bordo del buque hasta el final de la travesía. Mi reproche de muchacho quinceañero:  que mi padre no hubiera decidido "indultar" al porcino en cuestión.

Un abrazo en el recuerdo de nuestras tradiciones marineras de:Marcelo A. Albornoz.

 

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  - Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar