Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Mario Antonio Lorenzo Togno

Indice  Anecdotas Marineras

 

 

Una vez estábamos amarrando en Nagoya, sobre cubierta había una estiba de añosos troncos de árboles que – supuestamente – eran producto de una experiencia científica o algo así que se enviaban a Japòn, algo raro sin duda.-

 Me encontraba apreciando la maniobra de atraque afuera del comedor de oficiales por la banda de Er y veo que se acerca un helicóptero de manera despaciosa por la misma amura, se suspende muy cerca en el aire y permanece allí mientras un camarógrafo nos filmaba desde el lado derecho de la aeronave.-

 De inmediato recordé que llevábamos esa carga extraña y le adjudiqué el motivo de la filmación, por ello – de manera cándida – con mi mano derecha en alto y mi mejor sonrisa en rostro saludé al presunto notero.-

 Cuando bajé la vista ví sobre el agua de mar una mancha gigante a consecuencia de un innegable derrame proveniente de nuestro buque, es mancha crecía despaciosa pero incesantemente…

 Me zambullí en el comedor y tomando el teléfono llamé a máquinas donde atendió el Jefe al cual le descerrajé : “Jefe, estamos achicando afuera!!! Hay una mancha enorme…!!!” La respuesta del Jefe no es aconsejable reproducirla ahora…

 Cuando subieron las autoridades traían con ellos una valija grande que contenía dos cosas : un televisor a batería y una reproductora de cintas de video…

 Cuando pusieron en  marcha ambos elementos aparecía nuestro “Catamarca II” en maniobras de atraque mientras que de él se desprendía una enorme mancha multicolor, sobre el final de la filmación – en un hereje acercamiento a primer plano - aparecía alguien muy sonriente saludando con una mano… la mirada del Capitán hacia mí me dejó como la mujer de Lot…

 No recuerdo el costo de la multa, pero hubo sí que hubo que sumar también los costos de limpieza también.-

 Saludos.- 

Mario


Mario, cuando navegaba en el Malvinas nos enteramos que algo parecido le sucediò al Salta en la bahia de Kobe (No se quien fuè el iluminado de mandar al Salta a Japòn) deslastraron un tanque, pero en este caso aparte de la multa fueron en cana unas horas el oficial de guardia y el engrasador este ùltimo se defendiò diciendo que era una orden del oficial, pero, en esa època no existia la ordenanza STCW95, prefectura colocaba en la libreta un referando de titulo que en castellano y en inglès indicaba que eras competente, para este caso, auxiliar de maquinas, (segùn regla III/6 International convention on standars of training, certification and  etc. etc). Segùn me comentaron los japoneses le dijeron que sabia plenamente que no debìa deslastrar. Lo cual lleva a una pregunta ¿en marina mercante hay que realizar cualquier orden que de un oficial ?.

Saludos Hèctor Caro

Qué buena pregunta Héctor… 

No sé en qué año habrá ido el Salta, pero recuerdo que su “sister ship” Dr. Atilio MALVAGNI fue en el 90.-

 Aquí quedó todo en cuestión $$$, los cuales el Master trató de regatear al máximo, pero todos sabemos cómo es Japón, con una indeleble y amable sonrisa al “culpable” lo filetean con una katana sin que les interesen las responsabilidades internas de la nave…

 Recuerdo en una oportunidad en el puerto de Yokohama que – teniendo la pizarra “Personal a Bordo 18:00hs – Zarpada 20:00hs”, siendo las 17:45hs como el buque había quedado listo y se tenían los remolcadores el Capitán decidió soltar amarras aunque faltaba retornar un Electricista a bordo. El destino era interno de Japón, íbamos a Kobe nuevamente como era usual. Cuando Pr y Pp habían largado todo y nos habíamos alejado unos 6 o 7 metros del muelle apareció caminando el “chispa”, eran las 18:00hs, la cara del pobre tipo era indescriptible por su sorpresa mientras con una mano señalaba su reloj pulsera a manera de confirmación deque había llegado en el horario estipulado, sin embargo se continuó con la maniobra mientras el Capitán desde el alerón le gritaba que la agencia se haría cargo de él y lo mandarían por tren a Kobe.-

 Cuando llegamos al puerto mencionado el tripulante estaba esperándonos en el muelle. Al subir nos contó que las autoridades le habían retirado el “shore pass”, lo llevaron a un hotel (creo que fue de 4 o 5 estrellas), le dieron orden estricta de no salir del hotel por ningún motivo. Al otro día lo fueron a buscar y lo pusieron en un Tren Bala rumbo a Kobe donde lo recibieron nuevas autoridades junto a personal de la agencia, lo llevaron a la agencia y allí aguardó nuestro arribo. El tiempo que seguimos en territorio nipón le fue prohibido descender a tierra y – obviamente – no se le reintegró el pase. Y eso que el pobre tipo no había tenido ninguna culpa ya que había respetado las indicaciones dadas.-

 Y por ser en primera persona no me voy a explayar mucho en lo siguiente, pero a mí me tuvieron que esperar en Gdynia… la pizarra establecía “Personal a Bordo a las 21:00hs”. Llegué 20:57hs pero el buque estaba listo de antes de las 20:00hs, el Capi estaba verde de bronca pero no pudo decir ni “mu” aunque me hubiese querido hacer lustrar le hélice en navegación…

 Saludos.-

 Mario

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar