Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

EL NEGRO URBINA

Provista por:  Ricardo Cornejo  Fecha: 15-07-2007

 Hombre del interior, entrerriano, curtido, guapo y corajudo, Capataz, (como se dice en el interior, ex embarcadizo) sumamente respetado,  con su "navajita" (cuchillo para cuerear) ahora convertido en elemento de trabajo, llamese cortar un cabo, una lonjita de asado o apurar un estiba cuando llegaba agresivo y "cau" (borracho).

Darsena "F", puerto de Buenos Aires, 7 de la mañana, invierno, 4 grados bajo cero en los años 60.

Operacion: buque con averia. Trabajo: soldar chapon exterior y retirar cajonada interior. Los que son marinos saben lo que es un chapon, no es una chapita cualquiera para salir del paso, es una pieza mas o menos de 2 x 2 m. Se baja con la pluma y por esas cosas del destino se corta la linga.

Chapon al agua, se llama al buzo jefe, en esos momentos de guardia, experto, requerido para los trabajos mas riesgosos, ex suboficial de la ARA. Tras tres intentos informa que es imposible pasar una linga ya que el chapon esta "¨clavado" en el barro y solicita se contacten con los buzos tacticos de la PNA.

Ahi es donde salta el entrerriano Urbina, con el fiel perro "Falucho" a su lado (este can tiene su propia historia, fallecido se le construyo un monolito recordatorio en Dna.F) y dice: Estan en pe.. no llamen a nadie, yo voy a pasar la linga. Y como era hombre al que no se le podia discutir mucho, el Jefe de Armamento le pregunta que necesitas? Te hago traer un "neoprene"? a lo que contesto, que neoprene ni neoprene, alcanzame la botella de "giniebra" y un cabo atado a la linga.

Se saco la ropa, quedo en calzoncillos (de los de antes) se mando media botella de un saque y al agua. Comenzaron a pasar los minutos y nuestro susto era cada vez mas fuerte, de pronto salio a la superficie como empujado por la mano de Dios, el cabo entre los dientes, el cual paso a una de las manos y lanzando un estridente "sapucay" (grito de alegria en el litoral argentino) dijo "tiren y crucen la linga", eso fue todo.

Ese dia tan frio ardiamos de calor (del julepe y la emocion) como pasó a traves del barro? Nunca lo supimos y nunca lo comentó, creo que ni Houdini lo hubiera hecho. A todo esto, el Jefe de Armamento le dijo. Como puedo pagarte lo que has hecho? A lo que el "negro" le contestó terminando de tomarse lo que quedaba de la botella, "y  jefecito, comprame otra botella de "giniebra" y estamos a mano".

Este es el homenaje a un hombre de puerto y de barcos que ya no esta con nosotros pero en el  están reflejados muchos compañeros y camaradas que han vivido y viven aventuras como esta.

Con cariño para todos aquellos sobrevivientes de esa hermosa época de la Flota Fluvial y que se andan navegando por estas paginas y conocen la historia.

Ricardo Cornejo

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar