Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

SE NON È VERO, È BEN TROVATO

 

1Estamos acostumbrados a ver escenas tribunalicias del cine yanqui donde los dichos de un testigo que repite palabras ajenas son descartados como " HEAR/SAY ". Entre nosotros sería  " HABLAR POR BOCA DE GANSO "  o   " REPETIR COMO LORO ".    Bueno, es lo que voy a hacer porque creo que vale la pena.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LUCHO  III,  botado en 1918 como Princenhage III , cuesta creer que como carguero , pues era un  verdadero engendro. De ahí que a bordo se comentaba que había sido draga.  En un espacio robado a la bodega , se alojaban el capitán y su primer oficial .  No había lugar para más, de manera que las incomodidades se compensaban repartiéndose los salarios del Segundo y Tercero. 

Incomodidades que no eran pocas ;  el  "camarote" compartido, no tenía puerta . Se salía por una escalera a un recorte en la cubierta. Así se podía acceder al baño y al puente de mando.   Ese recorte , a su vez , era la única fuente de aire. La tripulación se alojaba en proa y para hacer andar el cacharro se contaba con un motorista. No pregunté dónde dormía este hombre; quizás en un catre por ahí.

Aguas afuera, se gobernaba a pulmón ; en las entradas a puerto se acoplaba un servomotor.  ¿Para que servía nuestro barquito ?    Pues una cosa es segura : no iba a un puerto, descargaba , cargaba y  emprendía el regreso.   Era un trabajo tipo lanchón del Tigre , un pucho acá, otro allá , como otros barcos  del armador José Peisci.

 Claro que la costa patagónica en nada se parece al Delta del Paraná. Cada tanto les tocaba la Caleta Valdes, sobre la famosa península.  Entonces lugar perdido de la mano de Dios, hoy reserva ecológica que entusiasma a los biólogos. Esta caleta es como un fideo que se ensancha y cobija varias islas.  Antes de ingresar , me cuentan que arriaban un bote a remos para que sondara .  Lugares de muy poca agua , los marcaba clavando una estacas. Ojo, esto no sucedía durante el virreinato , sino a mediados del siglo pasado. 

El estanciero ya tenía las chatas cargadas con fardos de lana . Se embarcaban y se repetía le operación en el siguiente destino.   Uno de ellos era la Caleta Policarpo , en Tierra del Fuego ,que también entonces era una desolación y ahora entusiasma a los turistas.  Prefiero no pensar lo que sería soportar en esa palangana un pesto típico de tales latitudes.

Allí el pionero Francisco Bilbao tenía la estancia cuya lana pasaría a la bodega del Lucho III .  Hombre de  muchos recursos , en cierta forma ocupó el lugar que había dejado vacante Julio Popper , llegando a ser designado Gobernador . Su gestión es recordada como muy positiva .

ADDENDA :

 Termino estas líneas con la experiencia terminal de quien había sido capitán del Lucho III . No murió ahogado, lo que sería una consecuencia aceptable luego de aquellas travesías por la costa patagónica . Era hincha fanático de Estudiantes de la Plata y no se iba a perder la final con el Manchester United por la  Copa Intercontinental , nada menos.    Corría el año 1968 .  Su club empató el partido y ganó la copa. La señora , viendo que no subía a acostarse , bajó a buscarlo . Lo encontró muerto .  En el living de su casa , rodeado de comodidades, le fue peor que peludeando en la costa sur.

S.E.U.O.

Voy buscando  información sobre el VERAMAR , cachirulo de NAVEMAR S.A.  -  Histarmar lo tiene como arenero .   Escucho que era casco de madera y carecía de agua corriente.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar