Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

NEGLIGENCIAS

 

Uno diría que con cartas náuticas más detalladas y precisas, con previsiones meteorológicas confiables, con GPS , con comunicación Puente a Puente y con radares inteligentes, si las embarcaciones de todo tipo siguen naufragando y la gente muriendo ahogada , no es en la gran mayoría de los casos por accidente . Son producto de la codicia excesiva, la imprudencia, la negligencia , el error ,estupidez, la locura de alguien más una cuota que llamaremos destino o Act of God .

Hace 30 años recibí orden de zarpar de Dock Sud en lastre para alijar cierto tanquero fondeado en rada La Plata. Nos tocaba época de TODO IMPORTADO . ( Luego volvería la de llorar por un permiso de importación ) Había decenas de buque esperando, parecía una ciudad flotante.  Llamé por VHF a nuestro candidato.  Estaba atento, contestó de inmediato.  Le pedí que prendiera y apagara las luces de cubierta para saber donde corno estaba.  Lo hizo .  Me pidió que le avisara hora estimada de amarre , para llamar a sus tripulantes .  OK.

Primero tenía que abrirme camino en esa selva , elegir banda y preparar defensas. ¿ A qué viene toda esta pavada ?  Viene a que mientras con máquina despacio íbamos esquivando los obstáculos , el radar , ya en aquellos tiempos , empezó a quejarse , sonaba como una alarma , como si nos estuviera diciendo : ¿ qué hacen , locos ?  De manera que no dudo que hoy , si el oficial de guardia , conversando con el radiotelegrafista , no presta atención a lo que sucede más allá de la proa , la computadora del radar seguramente habrá hecho los cálculos Y advertirá al descuidado que hay riesgo de colisión.  Entonces ...

CODICIA EXCESIVA :
embarcaciones que fueron diseñadas para 100 pasajeros , ahora que son cacharros viejos las cargan con 500.  Los hundimientos se producen generalmente en zonas de temporales frecuentes y ya ni los medios le dan mucha importancia.

IMPRUDENCIA :
navegando con niebla , el Radar deja de funcionar o navegando con Radar descompuesto, el buque se topa con la niebla. El Capitán irradia un aviso de niebla, con su posición, rumbo y velocidad . Simultáneamente se activa la sirena automática . Oficial de Guardia y retén en la bandas atentos a detectar posibles señales de otros buques.    Y punto .   Que Dios te ayude.  Seguro que hay pilas de casos , pero en caso de naufragio , tratarán de ocultar que el Radar estaba fuera de servicio.  Un caso muy cercano es el Santa María de Luján , perdido en Punta del Este.

ERROR :
el petrolero Prestige , cargado con Fuel Oil , mantenía vacíos dos tanques de lastre limpio a cada lado , a media eslora. Sufrió un choque en su banda de estribor de causa desconocida , que  inundó los tanques de lastre correspondientes. El buque se escoró 25 grados . El Capitán resolvió o autorizó inundar los tanques limpios de la otra banda para producir el adrizamiento. Como resultado de esa decisión y del oleaje , el buque sometido a tensiones de flexión no previstas en su construcción, se quebró. Si en lugar de agua , hubiera adrizado con parte de su carga aun a costa de ensuciar tanques limpios, se salvaba y evitaba el desastre ecológico que siguió al hundimiento.

 

el carguero Green Bay zarpó de New Jersey con densa niebla  .El radar y el radiobeacon coincidían en indicar la posición del buque faro a la entrada del canal Ambrose , a 20 millas del extremo de Manhattan. Desembarcado el práctico de puerto, el Capitán puso proa directo al buque faro. Y mantuvo ese rumbo hasta que lo llevó por delante y hundió. ¿Qué tenía en la cabeza ? Misterio.

NEGLIGENCIA :
el ferry ESTONIA , varias veces ya había avisado a quien quisiera oír , que el portón delantero cerraba mal , que sufría filtraciones.  " A VER SI ME ARREGLAN DE UNA BUENA VEZ   No atendieron señales tan claras. Finalmente navegando por el Mar Báltico, el portón se abrió y se fueron por ojo . Saldo : 850 muertos.

LOCURA :
el capitán del Costa Concordia , enajenado por el tecnicolor, la música , la fiesta interminable, olvidó lo que había estudiado en la escuela de náutica y en sus miles de singladuras previas. Olvidó que  su obligación primigenia y capital, es mantener su buque estanco , porque aunque parezca un hotel, flota en el mar en tanto conserve la estanqueidad.  Y si la pierda, se va a pique como el barquichuelo  más piojoso.
A.C.

 

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar