Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

A Cara de Perro - 2

 

Si para jugar el partido de la vida formando parte del equipo de "los buenos" hay que saber perdonar , me temo que a mí , en el mejor de los casos , me dejan en el banco de suplentes. Nunca perdoné a nadie que me maltratara de hecho o de palabra.

Cuando comencé a navegar , en la década del 50 , para radiotelegrafistas y comisarios navales el horizonte laboral se mostraba despejado gracias al crecimiento importante de nuestra marina mercante a partir de la Segunda Guerra Mundial.

Buques de pasajeros en línea a E.E.U.U. y a Europa. despachaban con Jefe Radio y 3 oficiales pues debían mantener escucha las 24 horas en la frecuencia de 500 Kc. Y para la atención del pasaje , un Primer Comisario y varios más . Pero en la década siguiente , el panorama cambió ; Europa recuperada ya no expulsaba oleadas de pobres y los grandes  aviones eran una competencia dura.  En pocas palabras,  paquebotes como el Río Jachal, mixtos como el Uruguay  o jaulas como el Salta, fueron desapareciendo.  Italia conservó ese mercado; ¿ cómo lo hizo ? Mejor no preguntar. Doblo la hoja y paso a los armadores privados.  Mientras sus barcos van y vienen, ellos se estrujan la cabeza pensando cómo pueden bajar los costos con capitanes que saben de navegación pero de economía... olvidarse.

Por ejemplo el Comisario Naval... Maneja al personal de cámara, mozos y cocineros; hace los pedidos de víveres y de ropa, (sábanas  toallas, servilletas).  Pero con alguna hora extra de más, el 1er. Oficial se podría encargar de ese rubro. Luego de este aburrido prefacio llego al corazón de las tinieblas, como dijo Joseph Conrad.

El B/M Antártico amarrado en Fortaleza, costa nordeste de Brasil.  Era un buque muy especial;  cada grupo , oficiales, maestranza y marinería, se llevaba muy bien.  Compartíamos un ambiente de inusual armonía.  Hasta que llegó como sapo de otro pozo un nuevo Jefe de Máquinas.  Un tipo difícil . Ni se integró ni causó problemas.  Y luego el Comisario tuvo que irse y desde Buenos Aires mandaron su relevo.  Quiero pensar que era su primer embarco en bastante tiempo, que venía de correr la liebre y que por eso no quiso, no supo o no pudo entrar con el pie derecho.

Luego de desempacar , tomó el manojo de llaves y abrió la oficina del comisario.  En el pasillo quedamos 3 ó 4 curiosos que no teníamos nada mejor que hacer. Y ahí , de entrada , cada fichero , cada cajón , cada bibliorato que tocaba era una crítica para su antecesor. Su antecesor era nuestro amigo de muchos años ; la atmósfera se ponía pesada y yo queriendo aflojarla dije en tono de broma :

" UHHH   QUÉ SERRUCHADA DE PISO "   Entonces el tipo giró hacia la puerta y soltó :

"NO EMPECEMOS CON PELOTUDECES " 

Bueno, dicen que cada hombre es dueño de su destino . Más bien parece que en muchos casos el rencor lleva la batuta.. Lo cierto es que desde ese momento este sujeto para mí dejó de existir . Ni le dirigí la palabra ni le contesté cuando trató de hablarme.  Y llegó una situación de proximidad , cuando jugando un partido de cartas , alguien se levantó y él lo reemplazó. Iniciamos una nueva mano .En determinado momento, levantó las bazas que tenía junto al codo para revisar que cartas que habían salido . De inmediato arrojé las mías al centro de la mesa y me levanté . " NO SE PUEDEN REVISAR LAS BAZAS JUGADAS" El clima entre los dos se podía cortar con un cuchillo pero no bajé la presión.

Yo llenaba las planillas de horas extras del personal de cubierta , una hoja por cada uno , y al final del mes , las sumaba. Ese  mes se las dejé sobre el escritorio sin sumar.  El fulano no tuvo mejor idea que ir a quejarse con el Capitán .

"A VER SI ENTENDÍ BIEN...¿.USTED QUIERE QUE EL 1er.OFICIAL QUE CUMPLE GUARDIA SEA EN NAVEGACIÓN O EN PUERTO, QUE ES RESPONSABLE DE LA CARGA Y DE LOS TRABAJOS DE MANTENIMIENTO DEL BUQUE , LE SUME LAS HORAS EXTRAS ? USTED QUE NO TIENE UN C........   QUE HACER EN TODO EL DÍA , NO PUEDE HACER UNA SIMPLE SUMA ?"

Un día paso por la camareta para tomarme un café y me encuentro con el Jefe de Máquinas , inevitable confidente de mi amigo.

" VEA CECCHINI, AFLOJE CON EL COMI O UN DÍA VA APARECER PEGADO A UN MAMPARO " 

Entonces , adoptando un aire canchero , tipo Humphrey Bogart , contesté : 

"ES POSIBLE ...EN TODO CASO, QUE TRATE DE QUE NO PUEDA DESPEGARME "

Con tanto precalentamiento , lamento defraudar a los lectores . Arribamos de regreso sin insultos ni golpes. Finalizado su relevo el tipo se marchó con viento fresco.

Si vis pacem para bellum .

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar