Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

Un Viaje a Manaos

Adenda: teatro de la Ópera de Manaos donde cantó Enrico Carusso.

Provista por: A Cecchini   Fecha: 21/7/2013

 

El Capítulo 1 nos veía zarpando hacia Fortaleza .  Navegando a 10 nudos , resulta un poco largo, pero a pesar de los rolidos , jugábamos al metegol  ; el 2do.Oficial tocaba la guitarra , por Radio  Pacheco llamábamos a casa hasta que arribamos a destino. Una noche un engrasador desubicado o mamado , armó un escándalo con una mujer . No importa a la sazón si la trajo él o vino espontánea.

Nosotros, la plana mayor , luego de varias salidas a repetición, resolvimos juntarnos en el salón del Capitán para descansar una noche ,jugar a a las cartas y darle a la cerveza. El bullanguero había recibido orden de desalojo urgente.

De golpe escuchamos a este infeliz gritando desde dos cubiertas más abajo :
"LOS DE AHÍ ARRIBA  ....MANGA DE MARICONES ! "

Le cerramos el pasó a Guardo , 90 kilos bien entrenados, porque si le pone la mano encima , lo deja pegado al mamparo.

Al día siguiente la agencia marítima recibió instrucciones precisas respecto a lo que debía hacer con el amotinado . Desembarcarlo del Rol y enviarlo en ómnibus a Bs.As.   Son unos 5000 kilómetros de rutas de manera que supongo que al llegar , en lugar de dos nalgas , tendría una sola más ancha. Varias semanas después fue nuestro turno de amarrar de regreso y el viento empezó a soplar en contra.

El siguiente flete era carga completa para Manaos , bien adentro del Estado de Amazonas. El Armador  pensó (es un decir ) que , dado que faltaba un oficial y que además ninguno era un veterano, si conseguía un capitán experimentado, mataba dos pájaros de un tiro y nos mandaba con dotación completa. La terminó de embarrar consultando con Schenone , un competidor.  Este de inmediato puso en marcha su propia carambola recomendándole una bestia que no sabía cómo quitárselo de encima sin pagar el despido.

Y así fue como trabamos conocimiento con este colega ( chileno ?)que parecía recién salido del zoo. Si nosotros éramos demasiado jóvenes , ¿ cómo llamar a los hombres que comandaban los submarinos del Almirante Doenitz ?

En fin, una vez en alta mar , pronto se notaba el cambio de actitud de nuestro amigo pues no tenía ni la más p.... idea de posición astronómica . Con la costa más allá del horizonte , no abría la boca. En cuanto nos arrimábamos un poco opinaba de todo, alzaba la voz, daba órdenes. Había llevado como mascota un loro ;  pura casualidad ; en nada se parecía a Long John Silver el fuerte personaje del LA ISLA DEL TESORO.

Ese loro trajo un primer problema cuando despareció . Su dueño lo buscó de proa a popa y viceversa. Un voz desconocida llegó desde lejos : " YO VI ALGO VERDE EN EL AGUA  ....PENSÉ QUE ERA UNA BOYA "El tipo anduvo varios días como loco.

El viaje se nos hacía interminable pero finalmente vimos la boca del Río Amazonas y la lancha del práctico. El barco era lento y  remontando ese tremendo caudal de agua, ni les cuento. Y entonces al cráneo se le ocurrió una genialidad: mandó colocar en popa la corredera.   No hubo forma que entendiera que la corredera viajaba más rápido que nosotros.

Una noche fui a proa para fondear ; en cuanto encendí la luz de fondeo nos cayó encima una lluvia de insectos robustos de todo tipo , al tiempo que las canoas que nos salían al paso pidiendo que les tiremos
cualquier cosa (todo les venía bien) , ahora nos rodeaban a los gritos.  En fin , no invento, era tal cual lo voy contando.

El práctico era fanático de un santo negro ,parte de los yorubas afrocubanos y relató algunos milagros .   Yo con el capitán simiesco ya tenía bastante; no estaba de humor para escuchar más pavadas. Le manifesté
mi incredulidad en forma categórica.  El tipo se puso cabrero :
" ¿ O QUE DIRIA VOCÊ SE O SANTO FIZESSE PARAR ESTE NAVIO ?
" BUENO...ESO NO SERÍA NADA . LO MILAGROSO ES QUE ESTE CACHARRO SIGA ANDANDO "
No me dirigió más la palabra , lo que no dejaba de ser beneficioso.

La remontada del Amazonas nos llevó mas de tres días . A las 20 , cuando dejaba la guardia y me sentaba en la camareta para cenar , lo hacía provisto de varias copas con las cuales iba cubriendo los bichos de todo pelaje que aterrizaban sobre el mantel.  Luego en mi camarote revisaba bien porque ya me había pasado de creer que una cortina del ojo de buey estaba manchada cuando en realidad era un murciélago.

Amarrados por fin en Manaos , aclaremos un punto.  Hay gente despistada que compra un paquete turístico  que incluye una visita a esta ciudad y luego deben escapar cuando el calor húmedo les cae encima como una topadora. Nosotros vinimos despacio , con tiempo suficiente de adaptación. Bajar de un avión , es otro cantar.

El agente marítimo nos dio una noticia mala y una buena :  la mala , que teníamos para un mes de cabotaje en el norte brasilero ; la buena , que el orangután se tenía que ir por problemas familiares . Cuando el plomo se fue, el buque pareció reflotar y TODOS con el ánimo renovado encaramos jornadas portuarias y singladuras por venir.

Nunc  Minerva , postea Palas "   (primero la sabiduría, después la guerra )
A.C.

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar