Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

REPECHANDO

Fuente: A. Cecchini, 2013

1954 - De regreso en la Boca , cobré y me desembarqué del José Menendez . De casualidad supe que un ingeniero ,compañero de mi padre en la Facultad, tenía un cargo en la Empresa Nacional  de Transportes , con oficinas en el edificio de ELMA , sobre la Avenida Corrientes .

 Me recibió con toda cordialidad y me cantó la justa.      
"NO HAY PROBLEMA ....PUEDO ARREGLAR PARA QUE VUELVA A LA COMPAÑÍA ....PERO HAY QUE AFILIARSE AL PARTIDO " 

Era un sapo difícil de tragar . Por otro lado , cómo saber que el gobierno que parecía decidido a quedarse para siempre, iba a derrumbarse al año siguiente sin combatir. Me afilié y embarqué rápido como un bombero. Cuando llegué se había corrido la voz de que venía un tipo muy recomendado .  El 4º oficial que iba a reemplazar tenía músculos hasta en las pestañas  y ya estaba listo para usarlos con el que venía a echarlo. Me vio y bajo los puños  .

"NO SABÍA QUE ERAS VOS..."      Yo llevaba 100.000 millas en ELMA como alumno y aspirante a  pilotín.   Él era un recién llegado, por lo tanto , me entregó el cargo y se fue tranquilo.  El primer viaje en el vapor Eva Perón transcurrió de maravilla . Era un buque moderno, con mucho para aprender y el capitán....el Capitán Juan Ansa era un excelente profesional, un hombre culto, de buena presencia ; en resumen, un tipo con clase,  ideal para un buque de carga frigorífica y pasajeros.

Esa feliz convivencia , cada cual en su nivel y atendiendo su juego, duró lo que la luz de un  fósforo. A la vuelta lo cambiaron por ...(han pasado 60 años ...¿puedo decir la verdad ? )   un alcohólico muy  parecido a Edward G.Robinson.  Entonces , para nosotros que sea Edward no más.

Su mala fama lo había precedido, de manera que estaba seguro de que íbamos a tener problemas. Primer día , mucho movimiento en el Puente , prácticos, etc. hasta Recalada. Al día siguiente cumplo guardia matutina costeando , cuando sube Edward .  Entra y no dice palabra . Lo saludo...en lugar de contestar sale de la timonera hacia un costado. Bien , me dije , si querés jugar rudo, por mí está bien.

NUNCA MÁS LO SALUDE, ni siquiera cruzándonos en una de la escaleras interiores.

Compensaciones :
baño privado importante, no un ropero con azulejos; en la heladera de oficiales , helados y postres sobrantes de la atención a pasajeros. Ascensor. Dos radares , DECCA navigational aid.   Anoto que fue el único buque donde  recibí aviso desde Máquinas al Puente de  que se iba a soplar calderas.  Entonces , según como venía el viento, veía si debía cambiar el rumbo para que el hollín no cubriera la pileta.

Advertido de que Edward , cada tanto subía con algunos pasajeros y se ufanaba de los adelantos tecnologicos disponibles, giraba todas las perillas a tope a la izquierda. Así fue que cuando verifiqué en la pantalla del radar qué habían visto las visitas , topé con la imagen de un huevo frito o sea la pantalla completamente saturada ; del supuesto Radio Detection and Ranging,  un enorme CERO.

TERCER INCIDENTE :   
fondeados en el Támesis esperando muelle, cae la noche . De guardia en el Puente, me viene a ver el Contramaestre :  " EN POPA UN REMOLCADOR PIDE QUE LE PASEMOS REMOLQUE "
"BIEN...SI ELLOS LO PIDEN , PÁSELO ".

El remolcador nos hizo girar y nos dejó apuntando a la creciente.  Era obvio el propósito de evitar que el buque durante la estoa quedara atravesado impidiendo el paso. Pero el Capitán hizo otra lectura.    Apareció rugiendo como si sufriera de hidrofobia : "QUIÉN PAGA ??     QUIÉN PAGA ?? "   

Se le oía bien, pero se le había soltado la cadena y continuó gritando.     Supongo que la idea era que el remolcador lo pagara yo. Ahora , no necesito aclarar que las mareas son un fenómeno a repetición y que no quería soportar otra vez un aria de I PAGLIACI .   

Ergo, cuando volvió el remolcador di un golpe de phone al 1er.Oficial . "NO HAY PROBLEMA....QUE PASEN REMOLQUE NOMÁS "

Parece que el Agente Marítimo les explicó que esa operación era obligatoria mientras se mantuviera el buque fondeado. Al siguiente viaje despachó como 1er.Oficial Hugo Patuel , un señor, un duque, un capo total . Nunca trabajó de boina, léase , nunca le calentó la cabeza a Edward . Siempre entregaba  un  mensaje tranquilizador. "NINGÚN PROBLEMA , CAPITÁN....TODO EN ORDEN "
En resumen , fuimos y volvimos todo lo bien que era posible, compartiendo la cubierta con un rottweiler.

A.Cecchini

 

 EDWARD.-

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar