Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

Una plegaria silenciosa..

 

Décadas habían pasado desde la primera vez que sentí bajo mis pies la cubierta acerada de un barco. De manera que cuando zarpamos en lastre con destino a Caleta Córdova (Prov.Chubut) lo hice como quien arranca el coche para ir a la oficina, entre aburrido y resignado. Error.

Desde que el hombre armó algo que flotaba y se largó a navegar , la tragedia fue su compañera . Pero yo comandaba un barco como la gente ; que no me vinieran con esos cuentos de cachiruleros que  se ataban a la rueda de cabillas por un simple mar fuerza 8 .

Como estoy contando, tres días de plácida navegación y llegamos de noche con instrucciones de atraque  inmediato.  Tiempo calmo , todo el personal necesario en sus puestos de maniobra y el Astrapatagonia  se desliza muy despacio guiado por la enfilación del cargadero. La lancha de YPF con el personal encargado de recibir los cables de amarre se distingue apenas .

A la distancia justa que nos permitía el disponer de 11 grilletes de cadena , mando "FONDO ESTRIBOR " Aunque el ancla ha sido previamente apeada y se encuentra a la pendura , algo se atrabucó y no pasa nada. Maniobra arruinada . Hay que abortar ; máquina Media Adelante, Todo a Estribor . Le indicó al timonel el rumbo de salida , exactamente el inverso al de entrada y con bastante bronca me comunico con el oficial  en proa : " ¿SE PUEDE SABER QUE ESTÁ PASANDO ?"
Hoy ya no recuerdo la explicación , mechada con la voz del timonel que anuncia : "BUQUE A RUMBO,CAPITÁN " "LO QUE SEA ....SOLUCIONEN EL PROBLEMA ....SEGUIMOS EN MANIOBRA DE AMARRE "

Hacia proa todo era negrura salvo el destello de alguna linterna . Me dominaba una sensación de frustración, porque nos esperaba una larga noche antes de tener el buque amarrado y cargando. Y entonces , cuando por fin salgo de la timonera , en lugar de ver la luz de las dos balizas alineadas las veo separadas para el demonio. Es decir , esa oscuridad que se extendía hacia  proa , no eran las aguas del Golfo San Jorge , era su costa  acantilada y repleta de rocas sumergidas. Nos íbamos derechamente a la m........

TODO A ESTRIBOR "              " TODO TIMÓN A ESTRIBOR, CAPITÁN "

La jugada estaba hecha ...la bola girando ....ya no quedaba nada por intentar , salvo apretar los puños y elevar una plegaria silenciosa. Fue cosa de unos minutos; primero el rabeo de la popa la acercó todavía un poco más
a la costa .Luego comenzó a salir .  ¿Por cuanto zafamos ?   ¿Cómo saberlo ? Posiblemente la marea hizo  la diferencia entre volver a casa o quedarme encastrado en un escollo sin una maldita excusa , pues me había distraído pidiendo explicaciones en lugar de vigilar la maniobra , siendo el timonel y yo los únicos presentes en el Puente.Es verdad que el girocompás falló en el peor momento engañando al timonel, pero un marino no puede ignorar la ley de Murphy..

Hoy en día , barcos impresionantes los cargan, descargan, navegan y amarran 20 tipos como si fuera un juguete electrónico.

.....Pero a seguro,  a seguro lo llevaron preso ayer, hoy y mañana también.
A.C.

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar