Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

Mi primer salario..

 

Fuente: A. Cecchini, 2013

De un reciente intercambio de opiniones sobre el rol del Capitán a bordo, surgen estas pequeñas historias como forma de desahogar cuentas no completamente saldadas.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Enero de 1954 .- Recién desembarcado del S/S Granadero, habiendo concluído mi año de práctica, veía a ELMA como mi destino natural. En Europa me sentía como un gourmet en La Tour d'Argent, paladeando cada país como un manjar.   Pero la taba cayó mal ; no retenía nada en el estómago y orinaba color algarrobo. Mi madre dijo: "ESTÁS ICTÉRICO "          El doctor dijo : "HEPATITIS a VIRUS, SE ME VA DERECHITO A LA CAMA Y DE AHÍ NO SE MUEVE "

Era y es una enfermedad grave , que mata gente. No morí , pero pasé un mes en cama. Para cuando conseguí mi patente de pilotín y me registré en el Centro de Capitanes de Ultramar y Of. de la M.M., ya era tarde. En ELMA tenían todas las dotaciones completas . Me anoté en la lista de embarco del Centro y me senté a esperar. Una larga espera.  Por fin un llamado; me ofrecen embarco de 4º oficial en el José Menendez , próximo a zarpar para la costa sur.  Estaba amarrado en el mismo lugar que aquel legendario buque sueco que le dio colores a la camiseta de Boca Juniors.

Llegar era fácil, el tramway 20 te dejaba frente a la planchada.  El nombre completo del armador era complicado: SOCIEDAD ANÓNIMA - IMPORTADORA EXPORTADORA  DE LA PATAGONIA .  

Embarcar en el José Menendez tenía el valor agregado de iniciar un viaje al pasado y encima me pagaban. Carga y unos pocos pasajeros que temían volar o quedar con las nalgas pegadas al asiento de un ómnibus. ¡ La sólida puerta de mi camarote daba a la cubierta de botes ! En la cocina preparaban todos los días pan fresco y factura.  Para almuerzo y cena, botellas de vino en la mesa.  El Puente era una caja de sorpresas; publicaciones extrañas, un catalejo como los que vemos usando a Johnny Depp a bordo de La Perla Negra. Ahí aprendí que con ese chiche las cosas se ven invertidas , no como las muestra Hollywood.
¡Qué maravilla , me dirán !  ¿Ninguna piedra en el zapato ? Mucho más que una piedra ...UN TREMENDO ADOQUÍN .

El  Vapor JOSÉ MENENDEZ  de la Exportadora Importadora de la Patagonia ,  aka  LA ANÓNIMA, amarrado donde se encuentran el almirante Brown con el adelantado Pedro de Mendoza. Una planchada poco común de doble mano y en ella un marinero de Prefectura con uniforme old fashion , el maquinista de guardia de punta en negro y un servidor ,en simple fajina ,haciendo huevo.

El Capitán era un necio. A poco de conocerlo, me inspiraba desprecio. Lo común es que el sentimiento que dedicamos a alguien nos sea devuelto. Es ley de la vida.  Este mal actor representaba el papel de capitán; bajaba vestido de negro de un Chevrolet negro estacionada junto a la planchada. Y a bordo se manejaba como en los tiempos en que la gente andaba con rancho.

Subía al mediodía a tomar la altura meridiana de sol y dejaba ese dato memorable para que lo calculara el oficial de guardia. Podía tocarme a mí o al 3º .  Un día para incordiarlo, calculé la recta usando una ta-
blita que trabajaba con triángulos esféricos rectángulos.   Picó : "¿NO CALCULA POR EL MÉTODO SAINT HILLAIRE ?  " SÍ, SEÑOR....ES EL ÚNICO QUE CONOZCO ."

Se retiró masticando bronca.      Otra peor se planteaba en los cálculos de orto y ocaso.    Mandaba a popa al retén y cuando el 1er oficial bajaba las estrellas , daba una pitada para que el gallego (lo eran todos) en en popa leyera la corredera.  Puesto el punto de estrellas en la carta de navegación, el colocaba el que surgía de la corredera , y daba como oficial un punto intermedio entre los dos.  El calculista era un santo, no sé cómo lo aguantaba.

En esa pelea sorda yo iba sumando puntos y llegó la noche del nocaut técnico.. Descripción del escenario :  el saloncito del capitán por una amplia puerta corrediza daba directo al Cuarto de Derrota. Durante mi guardia de 2000 a 2400 , el se sentaba allí . ¿Me vigilaba ? No sé . Lo que sé es que mientras trabajaba en la carta o hacía las anotaciones en el Diario de navegación, sentía su ojos fijos en mi espalda.

En esa noche tranquila, avisto una luz en el horizonte.  Con los prismáticos se distinguen las luces de navegación: conclusión ...ese buque no me daba ni frío ni calor.

Pero nuestro aguerrido comandante , ignorándome como si yo fuera un figura en el Museo de Cera de Madame Tussaud , le grito al timonel un nuevo rumbo . Y siguió  leyendo; quizás las aventuras de Patoruzito.
En la timonera me fue fácil advertir que el nuevo rumbo traía problemas , pero me quedé en el molde esperando que la fruta estuviera en sazón.   Por fin me asomé y le anuncié tranquilo :

"CAPITÁN ,VAMOS EN RUMBO DE COLISIÓN "  Se pegó una espantada , que si no me aparto me deja pegado al mamparo. La luz roja se veía clarita . "ESTRIBOR...TIMÓN A ESTRIBOR"

¿ POR QUÉ NO ME AVISÓ QUE HABÍA OTRO BUQUE ? BIEN , SEÑOR...ESE BUQUE NO REPRESENTABA NINGÚN PROBLEMA PARA EL NUESTRO....HASTA QUE USTED CAMBIÓ EL RUMBO. "

Y se la tuvo que tragar. No estamos solos en el mar, ni siquiera en el Atlántico Sur. Hay que ser muy necio para puentear al oficial de guardia y encima , hacerlo desde el camarote.
A.Cecchini
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
ADENDA:  en ciertas forma , este foro es como una charla entre Pros. y Amateurs , que comparten un sentimiento hacia las embarcaciones;   los hombre y  mujeres que las tripulan o disfrutan.  Personas calificadas que aportan conocimientos e imágenes ilustrativas. Mis modestas intervenciones un tanto irreverentes que no excluyen alguna frase plagiada, van por otro nivel. Me disculpo entonces por estos "peccata minuta ".

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar