Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

Esposa coraje y yapa

B/TCatamarca

YPF había designado a su capitán más veterano con una verdadera ganga :  supervisor de todas las  operaciones de alijo . Su sueldo , por antigüedad y demás , era el más alto de la marina mercante argentina. Sueldo que los prácticos vigilaban con ojo de águila , ya que en base al mismo , PM  determinaba sus ingresos. Mi último encuentro con él fue cuando con el ASTRACHUBUT  fuimos a completar la carga del B/T CATAMARCA. en Zona Beta .

Los 225 metros de eslora me facilitaron mi costumbre de llegar a los piques y mandarme flor de frenada. Cuando puse TODA ATRÁS , por las lumbreras de Sala de Máquinas surgió un rugido propio del viejo motor Burmeister & Wain , nos sacudimos unos minutos como una coctelera hasta quedar detenidos. Terminadas las operaciones , el supervisor regresaba con nosotros a La Plata y charlando en la camareta de oficiales , en la previa a la cena , a sotavento de unos faroles de vermut me reconoció que : "SIEMPRE QUE VIENE CON ESTE CACHARRO ,LO VEO CON MUCHA ARRANCADA ...PIENSO QUE TENDRÁ ABORTAR E INTENTARLO OTRA VEZ "
"BUENO CAPITÁN , POR LO MENOS CONMIGO NO TIENE TIEMPO DE ABURRIRSE .LA HACEMOS CORTA "

Este prefacio viene a cuento porque cuando tuve que actuar como "mensajero del amor", fui más loco todavía, un verdadero Speedy Gonzalez .

El relato que comienza bien y termina mal-
En operación en el puerto de La Plata , cargando fuel-oil para entregar a un buque griego que necesitaba  completar carga ahí nomás en la Rada.  El agente me informa que está llegando la esposa del capitán en  vuelo desde Grecia .  EPA!  ¿Esta señora se mandó semejante viaje para encontrarse con el marido ? Admirable. Felizmente no creo que muchos hayamos pasado por una situación semejante.  O como la del colega que tenía"pareja" en Porto Alegre  y saliendo del camarote a tomar aire ¿ a quién vio caminando muy resuelta por el muelle ?  Sí señor ...a su esposa legítima .  Bueno , dejemos a este matrimonio por el momento y volvamos a
La Plata .  A la hora señalada se presentó a bordo la anhelada esposa. De unos 30 años y con un formato impecable.  Nos comunicamos en inglés . No mostraba inquietud por esa aventura quizás porque ya tenía experiencia.

Cada uno de los embarcados en el ASTRACHUBUT preguntó por ella y nadie se quedó en ayunas .  Mi tripulación estaba muy canchera pues la diferencia entre ellos y un marinero de un carguero es similar a la que hay entre un "comando" y un soldado regular. Ahora,pocas lugares hay más grises y deprimentes que un puerto petrolero.  Pero la presencia de la rubia nos dio a todos un impulso en tecnicolor. 

Antes que desembarcara el práctico , ya tenía las defensas colocadas . Y en un dos por tres , con la experta colaboración de todos , estábamos amarrados con seguridad.  De inmediato la planchada en el aire para luego hacer de puente para nuestra única pasajera.  Una manito de apoyo para subir tres peldaños y se largó sola a cruzar . Del otro lado la esperaba un caballerete moreno , que no sería el marido , porque no hubo efusiones.

Le deseé lo mejor a esta esposa corajuda y volví a mis preocupaciones habituales.  De vuelta en ENSENADA, , me piden que pase por la Agencia Puleston. Allí el Sr. Barragán , un verdadero amigo,me comunica : "EL CAPITÁN GRIEGO DIO INSTRUCCIONES DE QUE A USTED SE LE ENTREGUE UNA BONIFICACIÓN " "QUÉ ME CUENTA ? "SÍ, TAL CUAL .. PERO PARA COBRAR  VA A TENER QUE PASAR POR LOS REPRESENTANTES DE ESTA GENTE EN BUENOS AIRES "   dicho lo cual, me entregó una dirección sobre Diagonal Norte.

Fui ; una oficina pequeña  y coqueta.  La secretaria me hizo pasar de inmediato a ver a este sujeto . En un sketch que hacían Olmedo y Javier Portales sentados en un sofá , el Negro Olmedo se dirigía a su compañero llamándolo por su verdadero apellido . Ese era el apellido del tipo que me recibió. 

Me dijo que estaba todo bien, que sólo faltaba convalidar un detalle con los armadores . Que pasara  al día siguiente . Me retiré ya seguro de que no iba a ver un peso , pero dispuesto a sacrificar tiempo con mi familia para darle oportunidad a ese "colega" de mostrarse tal cual era.

Vuelvo y la ninfa con cierta incomodidad me dice que su jefe tuvo que salir . Pienso que se escondía en su despacho y que  el plan era cansarme cosa que ya había logrado. Levanté la voz y con toda claridad le expliqué a la azorada secretaria dónde podía guardar su jefe el dinero que me debía.  Esperé un minuto por si alguien se asomaba. Negativo. Me retiré.

A.C.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar