Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

De Presentaciones y rusos emigrados

 

Fuente: Foro de Histarmar, 2013

Cuando entro al foro de Histarmar, el Capitan Alfredo Cechini se presento asi; he puesto seguidamente los comentarios ya qe son en extremo interesantes y aclaran una historia muy poco conocida. Mey

Estimados foristas:

cumplo en aceptar sin reservas las reglas establecidas para el funcionamiento del Foro y procedo a presentar mi curriculum . Miles de singladuras se alejan por popa, mientras, sin apuro, me dispongo al fondeo definitivo.

Nacido en B.A., secundario en C.N.B.A, de 1949 a 1953 cursé la Escuela Nacional de Náutica M.B. , verano 51, embarcado como alumno SuperVictory Ship CORACERO  ( un buque formidable-Cap. Perez Ripoll), verano 52, alumno en el Victory Ship TUCUMÁN (Cap. Gentinetta) , enero/diciembre 53, aspirante a Pilotín en el V.S.GRANADERO, (Cap.Arias Duval y A.Tedesco). Ya recibido navegaré en el JOSÉ MENENDEZ, S/S EVA PERÓN, Liberty Ship RESERO, S.V.S. SALTA  y CORRIENTES , B/T PUNTA RASA, BDT Santa María de Luján, B/M Antártico, BDT San Benito,  B/M  Desdémona, B/T ASTRASUR , B/T ASTRACHUBUT , B/T ASTRAPATAGONIA, B/T ASTRASOL .

Atte.    Alfredo A. Cecchini


Estimado Alfredo: Creo que nos conocemos o que hicimos algún viaje juntos alguna vez. Yo navegué de "Pilotín" en el "Salta" en 1956 ( Capitán Danilo Vujosevich;  famoso viaje a Odessa llevando 1100 rusos repatriados con serios conflictos abordo ). También lo hice en el "Arriero" en el mismo año de 1956 también como "Pilotín", en un viaje a Polonia con Palazzoto como Capitán.
De cualquier manera recuerdo tu apellido y también te doy la bienvenida al Foro de Histarmar. Mis saludos y estoy a tus órdenes.
Julio Augusto Astrada
Capitán de Ultramar


Seguro Julio . Eran dos "pilotines"  Vos eras muy delgado , habías pasado por la Escuela naval y te gustaba ejercitarte colgándote de una barra. El otro, era hijo de un maquinista fallecido y hacía guardia conmigo. Una noche en que entre el Capitán y el Jefe de Cubierta me habían dado una baqueta terrible, bajamos a la camareta a tomar una gaseosa y le dije : "PREPÁRESE PARA ASCENDER ....SI MAÑANA SE REPITE LO DE HOY, ABANDONO LA GUARDIA "

Felizmente no llegamos a ese extremo. Aparentemente me pusieron a prueba y aprobé. Bueno , decime si estoy chocheando.   Por otro lado, tener de Capitán a Palazzoto debe haber sido una experiencia singular.                  Hasta pronto               A.A.Cecchini  


Estimado Alfredo:

Ahora atando cabos llego a la conclusión de que navegamos juntos en 1956 en el "Salta", yo de pilotín y vos supongo de 3º Oficial, junto con "palito" Radaelli. El Capitán era Danilo Vujosevich y el 1º Oficial creo que se llamaba "Fossá". El otro Pilotín con quien compartíamos camarote era Carlos Agustini, hijo de un suboficial de la ARA maquinista que había fallecido un tiempo atrás en ese mismo buque "Salta". Había otro Pilotín de Radiotelegrafista: Mauricio Schuartzman y otro Pilotín Comisario de apellido cuyo apellido lo tengo en la "punta de la lengua" ( sería Sassi? ).

Tengo todo lo que aconteció en ese viaje: a la altura de Rio de Janeiro falleció el primer abuelo "ruso" pasajero. En Santos las autoridades brasileras declararon "no grato" al pasaje por ser exiliados rusos de 1917 y no los dejaron bajar. En el puerto de La Luz en Gran Canaria aconteció otro tanto. Durante el viaje de ida fallecieron en total dos o tres rusos viejitos. En Barcelona tampoco pudieron ir a tierra los pasajeros por igual motivo.

Esto enardeció al pasaje, sumado que desde la partida los "comisario del partido" obligaban a los jóvenes a recibir clases de adoctrinamiento comunista y a los ancianos a aprender a cantar la "5ª Internacional" en proa. Cuando arribamos al muelle Ponte de Mile en Génova, las autoridades italianas otorgaron un permiso para bajar a tierra sólo una vez. Una pasajera jovencita (Anita) se había puesto "de novia" con el Pilotín de Radio Schuartzman y acordaron ambos encontrarse en la esquina del muelle con Via Pre para ir al Consulado para desembarcarla, pero la piba por alguna razón regresó a bordo y ya no la dejaron bajar por segunda vez. Se armó gran lío y tuvo que concurrir abordo el Cónsul (que era amigo de mi papá de la ARA y yo amigo de su hijo) de manera que él me pidió que lo pusiera al tanto mientras subíamos a ver a Vujosevich. Yo presencié el acuerdo entre el Capitán y el Cónsul, porque permanecí en el camarote del Capi. Al final vinieron los "carabinieri" y con una escalera de bomberos bajaron a Anita al muelle, entre la bronca desatada por el resto del pasaje.

Anita regresó en el buque Santa Fe, que regresaba de Odessa y en donde nos enteramos de muchas arbitrariedades que el gobierno de Nikita practicaba con los rusos "repatriados". A la salida de Génova el primer turno del pasaje hizo "huelga de hambre" y se negaron a ingresar al comedor. Vujosevich hizo tirar ostensiblemente al agua a las raciones del 1º turno. Llamaron al 2º turno y alli se armó otra batahola porque intentaron entrar al comedor los dos turnos juntos.

Para peor "palito" Radaelli discutió con los "comisarios rusos" en una pasillo de una cubierta de pasaje y casi lo tiran al agua. Varios de nosotros intervinimos para evitar que eso ocurriera. Vujosevich llamó a la tripulación a zafarrancho de incendio. Picaron las bombas y se desplegaron las mangueras y poco faltó para que se barriera con agua fria a parte del pasaje. Al pasar frente a Constantinopla entre el  Bosforo y los Dardanelos desembarcamos a un marinero que por haber sido rumano (o de algún país de esa zona) corría riesgo de que Rusia lo internara. Al llegar a Odessa nos recibieron parte del pasaje del "Santa Fe", quienes no pudieron subir abordo por impedimento de las autoridades portuarias. Hay muchas más anécdotas de ese viaje, pero vamos a evitar contarlas por razones de tiempo y espacio. El resultado fue que se suspendieron los viajes con repatriados a Odessa. Ese fue el útimo viaje.

Mis saludos.

Julio Augusto Astrada

Tal cual, Julio, salvo que éramos 4 .  Fossá Jefe de Cubierta , luego el 2º , el 3º y 4º Oficial, un servidor. Al llegar habían armado un palco, ramos de flores y banda de música ; el típico show del Soviet.  D.J. trató de esconderse para no salir en las  fotos pero con su metro ochenta...El marinero era rumano y lo mandaron como enfermo a un hospital .Cuantos recuerdos.
Un abrazo      A.Cecchini


Pregunto: ¿Quien era el 2º Oficial?
                 ¿Radaelli era el 3º Oficial ?
                 ¿Quie´n era "DJ" ?

Agrego:    Efectivamente, al llegar a Odessa unas chicas jovencitas portando un ramo de flores intentó ingresar abordo pero las autoridades no lo permitieron. Entonces yo bajé al muelle ( era el Pilotín "de planchada" ), recibí las flores y las llevé al camarote del Capitán, quien estaba con el Cónsul Argentino. Ëste me pidió el ramo y desparramó las flores sobre la alfombra, sin encontrar ningún mensaje. Nos explicó que el Soviet lo aislaba de los argentinos que habían llegado en el "Santa Fe" y que seguramente ellos trataban de conectarse con el consulado porque querían regresar a Argentina. Yo fui testigo presencial de todo esto y el Capi me permitía estar presente posiblemente como testigo atento a que mi padre era amigo de varios cónsules. Recuerden que transitábamos 1956 en pleno proceso de "reorganización nacional". Ahora recuerdo el apellido del Cónsul Argentino en Génova : era el Capitán de Fragata Infante de Marina "Grimaldi", cuyo hijo cursó la ENM de Río Santiago hacia 1955 y del cual yo era amigo de la infancia, en la BNPB, pocos años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial.

Julio Augusto Astrada 


Radaelli 3º , 2º ???.  Puse D.J. por discreción, pues no se parecía nada al Danilo de la Viuda Alegre. Estos emigrantes no iban para un "touch and go".En la bodega se amontonaban  muebles, colchones, baules ,TODO.La P.Marítima demoró la zarpada revisando papeles y finalmente obligó el desembarco de media docena.  Ya de noche, quedaron abandonados  en el muelle, desolados,  sin otra cosa que una valija de mano. Tal vez esos infelices salieron ganando . Lo cierto es que el viaje se iniciaba bajo las peores condiciones.

 bye  A.Cecchini

Le arrimo algunos datos. Los más viejos era rusos; los demás eran hijos y nietos argentinos. Nikita Kruschev les abrió los brazos y los invitó a volver a la Patria. Unos embarcaron convencidos, otros dudaban y muchos de los más jóvenes fueron obligados .Tampoco acá para los comunistas era jauja .( ver en Google : Juan Ingalinella.) Y no iba a ser mucho mejor  bajo la presidencia de Pedro E. Aramburu.
  Atte.          A.Cecchini


Justamente estoy leyendo una obra de investigación sobre los repatriados rusos en esa época. Las injusticias que cometió la URSS con esa pobre gente, muchos de ellos refugiados en el extranjero desde 1917, no tienen perdón de Dios.
Tuve dos compañeros de facultad que lograron zafar porque sus padres lograron desembarcarlos en Europa y entregarlos a familiares, quienes los repatriaron a la Argentina que era su lugar de nacimiento. Nunca supieron de sus padres que desaparecieron en la voragine bolchevique.
Slds. Eduardo Arona


Yo conoci a una familia que tentada por los beneficios ofrecidos emigro aun en vida de Stalin, siendo ucranianos (con un hijo argentino) fueron derivados a Polonia, a la zona que debieron evacuar los alemanes, alli les asignaron una casa que habia sido propiedad de los alemanes y que debieron abandonar llevandose solo lo puesto. Quedaron un tiempo en Polonia y luego se trasladaron a Ucrania para estar cerca de su familiares. El hijo habia jugado en Argentinos Juniors antes de irse, regreso en los 70 con un titulo de Ingeniero Mecanico en el brazo, ,dejando a us padres en Ucrania y aqui se desempeño como Interprete con Pescarmona y cuando los rusos vinieron a instalar Plantas Compresoras, alli lo conoci y comentaba que la vivienda que les habian asignado en Polonia (que habia sido de  una familia  alemana)  nunca la habian imaginado  era de material con todo el mobiliario incluido el del living. Un lujo para los standares nuestros y muchos mas para los sovieticos.

Saludos Americo Lohin


Estimados, quiero compartir este vivencia del año 2004 donde tuve la oportunidad de estar en la ciudad de Odessa, Ucrania para la reunión anual de la International Submariners Associations, como es costumbre los organizadores del evento tomaron pasantes  de la Universidad Estatal I.I.Mechnikov para darnos soporte con el idioma y los 2 argentinos que estábamos presentes fuimos invitados "especialmente" para la clase de Español de la facultad de idioma.

Me pareció curioso la insistencia de que fuéramos por que eramos argentinos.  Mi sorpresa fue que los alumnos no hablaban castellano, sino que hablaban "argentino" perfecto!!!. Resulta que la profesora de español era nieta de una rusa que se exilio en argentina en 1917 y conoció a su abuelo aquí (ruso también), se casaron en argentina. Luego ante el llamado de la madre patria regresaron a la URSS, precisamente a Odesa, seguramente en estos buques que mencionan aquí.

Esta profesora fue influenciada mucho de niña por su abuela, que le contaba historias de esa tierra lejana, comentaba lo fabuloso que era argentina, sus lugares, de como la ayudaron los vecinos (una ciudad del norte argentino) y que se murió queriendo regresar pero el régimen impuesto no se lo permitió y fue ella la que le enseño a hablar el idioma y ella luego siguió la carrera y a sus alumnos le muestras películas  y novelas argentinas en honor a su abuela que fue feliz en nuestro país. 

Debo reconocer que mientras me contaba "su" historia delante de todos sus alumnos fue un momento muy fuerte emocionalmente. Ni les cuento que para despedirme se pararon todos y cantaron en argentino perfecto la canción "Hasta siempre Comandante Che Guevara" que no la había escuchado en mi vida. Luego de mas de 3 horas hablando con un argentino me despidieron agradecidos y muy afectuosamente, aun mantengo contacto con algunos de ellos. Perdón, me fui por las ramas pero quería compartir esa experiencia como un ejemplo mas de que las historias que parecen ser lejanas y de otros tienen repercusiones por generaciones.

Saludos cordiales. Prof. Daniel Alberto Mesa


Estimados amigos, leyendo los mails del Capitán Alfredo Cecchini y del Capitán Julio Astrada, me vino a la memoria una historia (de las tantas que solía contar mi padre a lo largo de todos los años que navegó), con respecto a lo sucedido en el "Salta" con el tema de referencia.

Espero que la memoria no me falle y les pido que sepan disculpar si así es, siendo mi viejo 2do. Oficial de cubierta en el F.M..E."Rio Santiago", hicieron varios viajes al Báltico, tocando puertos rusos, en uno de ellos llevaron a dos matrimonios de origen ruso para cumplir con la invitación de Nikita.

Uno de estos matrimonios tenía un hijo de tres años en ese momento (la misma edad que yo en el año 1956), por lo que mi padre amante de los niños se encariño mucho con esta criatura, a tal punto que siempre que podía jugaba con él, le hacía chiches, y lo tenía en brazos. Cuando tuvieron que desembarcar mi padre los acompañó a todos a la planchada y antes de empezar a descender por la misma, los padres de esta criatura  quisieron entregarselo a mi papá, para que el lo trajera de vuelta a la Argentina y lo criara y educara en el seño de nuestra casa (ya que el niño era Argentino), los papas insistieron y hasta la propia madre con sus ojos llorozos le suplicó a mi padre para que lo tomara en brazos y lo lleve al camarote.

Mi viejo consternado y sabiendo lo que les esperaba estuvo a punto de "adoptar al niño", pero viendo la angustia de ambos padres y la mirada del chiquito, les respondió que él creía que no la iban a pasar tan mal y les dijo que el bebe iba a estar muchísimo mejor con el calor y el amor de su madre que con cualquier otra persona que pudiera tomarlo a cargo, de manera que bajaron del buque y nunca más mi papá supo de ellos, a pesar que en sucesivos viajes trató de conocer su paradero.

Pasaron muchos años, mi viejo siguó navegando, llegó a Capitán, luego se jubiló, y finalmente en el año 1993 falleció (debido a su insuficiencia cardíaca y a la enorme tristeza por ver el final que se avecinaba de ELMA).

Aca esta lo más llamativo de la historia (que a mi padre nunca se lo pude contar), hace aproximadamente unos 12 ó 13 años, un día de primavera salí de mi casa para ir al trabajo y tomé un  taxi para llegar más rápido, hablando con el conductor, los temas fueron surgiendo durante el trayecto, el hombre empezó a contarme parte de su vida, y me dijo que siendo muy chico (3 ó 4 años) había viajado a Rusia junto a sus padres por una invitación del gobierno ruso, había vivido allí unos 20 años, sus padres ya habían fallecido, y luego el decidió retornar a la Argentina.

Cuando le pregunté en que buque había viajado me contestó "Rio Santiago", yo no lo podía creer y no salía de mi asombro, se acordaba vagamente de mi viejo, pero si sabía que había un señor que en el barco siempre jugaba con el y le contaba cuentos y le hacía chiches. Cuando le dije quien era yo, paró el coche, se dío vuelta y nos estrechamos en un abrazo, resultó ser aquel pibe que mi viejo estuvo a punto de traer de vuelta al país, su nombre es Andres, lamentablemente no tuve más contacto con él. Como supondrán Uds. bajo ningun punto de vista quiso cobrarme el viaje, recuerdo que me dijo que podíamos haber sido hermanos. Lo que son las vueltas de la vida, no les parece? Angel E. Panizza      

 

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar