Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

Confieso que he vivido...2

 

Por fin , terminadas las operaciones en el laberinto portuario hamburgués,  , zarpamos  hacia el Este . Amarrado el Victory Ship en Bremenhaven , se reanudó a bordo el desfile del amor , por llamarlo de algún modo gentil. Fue una estadía con un par de toques mejicanos  por los eventos que paso a contar :

El 3er.Oficial  "M" , luego de cenar , me invita : " ACOMPÁÑEME , CECCHINI ...VAMOS A VER SI ENGANCHAMOS ALGO ". Parece que no quería pagar por sexo , aunque fuera una obra de caridad facilitar un dinero a las que deambulaban sin cesar.

Ubicados en una BIERHAUS ,  detectó a una pareja en una mesa . Rubia una , morocha la otra . No eran Marilyn Monroe y Jane Russell , pero bueno , él no las descartó.  Y cuando las fulanas resignadas por haber desperdiciado la noche se marchaban, "M" les cortó el paso y no tuvo que esforzarse mucho para meterlas en un taxi camino al puerto.

 El pagaba , a mí me tocaba la morocha que resultó ser una mejicana.  Ambas trabajaban en un hospital .  ¿ Qué hacía una mejicana en un hospital alemán de posguerra ?   Misterio.  Arribados al muelle , se arregló que el taxista regresaría a determinada hora para buscar a las damas. Cada pareja marchó a su nido. Ella hablaba muy castizo pero yo casi no lograba hacerme entender en porteño.

Iniciamos los preparativos . Se la veía bien formada pero la piel del rostro ..... mostrabas las cicatrices que uno asocia con haber padecido un acné muy severo.   Ya sé, ya sé ...a caballo regalado no se le miran los dientes . Pero yo estaba QUE SÍ QUE SÍ , QUE SÍ QUE NO .   Y el acné inclinó la cancha.

"MIRA , NO SIGAS ....DISCULPAME PERO ESTOY REFUNDIDO "

"TÚ QUERÍAS IR CON MI COMPAÑERA "

"NO ,MUJER ....NO ES ESO . TE DIGO QUE NO DOY MÁS . ËL ME PIDIÓ QUE LO ACOMPAÑARA . ¿QUÉ PODÍA HACER ? ES UN OFICIAL, PERO HASTA AQUÍ LLEGUÉ "  DISCULPAME, PERO NO SOY UNA MÁQUINA . "

Ella se vistió sin protestar y prendió un cigarrillo . Yo me acosté a dormir , que buena falta me hacía.  A cierta hora me despertó :

" EL TAXISTA  YA VOLVIÓ " . 

Me enfundé pantalón , camisa caqui  y la acompañé.   Una noche para el olvido. Entonces , ¿ por qué la recuerdo ?

Chi lo sá .  

Fue un bajón , pero tampoco para hacerse el bocho.  No me iba a quedar a bordo leyendo las Rimas de Becquer .  La noche siguiente salimos con un compañero ; basta de aprietes.  Entramos en una cervecería fina que hasta tenía un tipo uniformado en la puerta. Una cosa era indudable : en esos países castigados por la guerra , hombre y mujeres bebían en exceso. Y los sobrios mostraban especial tolerancia hacia los ebrios.   Ebrios como el suscripto que no paraba de empinar el codo.  El mozo ya me estaba vigilando y cuando de golpe me levanté , apartó a la gente para que pudiera llegar al toilete sin demora.

Allí me esperaba la censura . Una señora era la encargada de la limpieza . Un platito en el lugar más visible para las propinas. Con paso inseguro arribé a zona de deslastre y mejoré mi francobordo.   " DU SOLLST  SCHÄMEN , EIN JUNGMANN WIE DU !  "     La buena mujer no razonaba ; era la bebida la que le pagaba el sueldo entonces nada de reproches , please.

Al siguiente franco , las malas compañías me arrastraron a un bar con striptease .  Nos ubicaron en una mesita cerca del escenario donde media docena de jóvenes vestidas de mejicanas realizaban su show.   Cuando se quitaron la última prenda se taparon con el enorme sombrero.  Hubo un rumor generalizado de descontento . Alguien gritó : " EL SOMBRERO VA EN LA CABEZA " .    Ellas gentilmente atendieron ese reclamo y se cubrieron la testa como Dios manda.

Al rato las vemos pasar cerca  y aprovechando que algo de alemán pescaba , les pregunté : "  ¿YA ESTÁN DE VUELTA  ?  Un bombón se me arrimó y con toda finura dijo :  " ¿ BITTE  ?   Le repetí la pregunta mirando sólo su bello rostro , como un verdadero caballero del mar.

" NO....VOLVEMOS EN UNA HORA  "    Durante esta breve conversación ella sin actitud exhibicionista alguna , estaba como vino al mundo . Cuando giró para seguir a sus compañeras la visión justificó a los ojos de este pecador , haber cruzado el  Atlántico  .

GÉNOVA :   "TERRA, MARE , CIELO, DAPPERTUTTO, FIAT VI DA IL BENVENUTO "

Con ese flor de cartel , nos recibía la ciudad del gran almirante , que , como diría Piazzola , sus callecitas, "vicos" , tenían un no se qué. Además tenían día y noche guardia de muchachas y no tanto , que no decían"cambio", "cambio".  Invitaban : ¿VIENI ?

Una tarde andaba por ahí acompañado por el radiotelegrafista , un italiano cincuentón. Cuando lo llamaron, hizo un gesto negativo con la cabeza , lo que le valió una pulla :

" TU NON SARESTI FORSE RAMMOLLITO ..." El tano se la aguantó con humor.

No faltaban por ahí casas con sus madamas y pupilas.    Para evitar regateos un cartel bien visible indicaba el tarifado de los distintos servicios. Un detalle : los soldados pagaban la mitad.   La "signora" vigilaba el negocio y  anotaba los ingresos desde una especie de atril  ; si la clientela remoloneaba  y sólo iba para mirar la mercadería y pasar el rato,   apagaba la luz y listo.  En fin, son cosas que me contaron , nada más.

Con el invierno, de noche el frío era atroz.  La Noche Buena los únicos que vi por la calle eran "sailors" bajados de un acorazado yanqui , vendedores de castañas y alguna fulana freelance , que arrastraba el candidato a su casa , aunque la familia estuviera sentada a la mesa navideña.      " LA CAMERA...¿  LA VUOL PAGARE O NO  ?      Qué situación !

Los marinos, los pilotos no paran de recibir pedidos . La imaginación de los solicitantes no descansa. Un amigo muy querido me dijo :  " ¿ DE ITALIA....PODÉS TRAER UNA PISTOLA BERRETA 9mm ?      El abuelo tenía una imprenta en un barrio donde abundaban los atracos.   Acepté el pedido , lo cual probó ser un error.

En la armería ningún problema :  el vendedor puso la pistola sobre el mostrador, yo puse la liras y listo el pollo. Era una cosa grande y pesada , no apta para el bolsillo si uno no quería llamar la atención.

Cuando tuve el barco cerca , acomodé el arma a la espalda , sujeta con el cinturón.   A bordo el watchman , aburrido junto  a la planchada , recorría con la vista el muelle .  En cuanto inicié el ascenso, note que la pistola se movía....se movía hacia abajo .    Llegué a la mitad , el tipo me miraba inocente pero no había posibilidad de hacer ningún arreglo. Hinché la panza y llegué transpirando ; saludé y desaparecí.  Años más tarde la Berreta se hizo famosa como la preferida de Bond...James Bond.

Inolvidables los pequeños comederos que anunciaban " cucina casalinga " ( comida casera ) Frecuentados por la gente más modesta, obreros, jubilados, golfas ,  se disfrutaba allí el talento tano para la convivencia. Recuerdo a un cliente solitario que estaba frente a un robusto plato de sopa .  De repente puso el grito en el cielo :

"SEÑORA , SEÑORA ....MIRE ESTO ...HAY UN MOSCÓN EN LA MINESTRA ".

La dueña y cocinera , que ya lo debía conocer ,se aproximó calmada : 

"¿ DÓNDE ....DÓNDE ESTÁ EL MOSCÓN ?  " ¿ NO VE LA PATA AHÍ ?  EL MOSCÓN CAPAZ QUE YA ME LO COMÍ ". 

Una carcajada general fue el remate de este piccolo sainete.

Tempus fugit , pero no me quejo . Apuré cada tramo hasta el fondo del vaso .  Me reprocho no haber sido más generoso , pero no sólo en bienes materiales.   Paradojal ; aprendí que dar , enriquece .Quizás recién hoy, al escribir estas líneas , me doy cuenta de lo bien que la pasé en esos años.   Y de todo lo visto, nada más bello que las costas del Mar Tirreno, el Adriático, el Mediterráneo . No por nada , muchos artistas e intelectuales buscaron refugio allí, junto a esas aguas que fueron la partera de nuestra cultura.     

Tomé prestado de Neruda el título de esta memorias indiscretas  y las  remato con  Antonio Machado :

               CAMINANTE NO HAY CAMINO SINO ESTELAS EN LA MAR                                      

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar