Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

Carie, barco, mundial de futbol.

 

Fuente: A.Cecchini, 2013

 

Al navegante , soltero o casado da igual, no le resulta  fácil sacrificar parte de una corta estadía , para ir a juntar pis a un consultorio dental.
Quise hacerla corta y pedí hora para una extracción . Error .Al tipo no lo conocía . Pero pronto
lo fui calibrando. Nadie en la sala de espera . Ninguna auxiliar de resplandeciente guardapolvo .

Torpeza para anestesiar , para retraer la encía y descubrir la muela.  Ojo : había cobrado antes de empezar.   Sí, ya sé , no me lo digan.

Pienso : " ¿ME VOY O NO ME VOY ?     ¿ Adónde ir ?        Largarme a navegar así era imposible. El carnicero empezó a forcejear con la pinza, el botador y otros instrumentos de tortura. Finalmente logró....LOGRÓ ROMPER LA MALDITA MUELA .    Me levanté como un resorte : "NO...NO...TRANQUILO..."  se defendió , al tiempo que en un pase mágico hizo aparecer una  pequeñísima botellita marrón.
"SI LE DUELE...SE PONE UNA GOTITA DE ESTE CALMANTE " . Acto seguido me despachó.

Zarpamos con destino a Recife a la módica velocidad de 12 nudos. Si le duele , había dicho el muy degenerado.  Me dolían muelas, premolares, caninos e incisivos. Me dolían los huesos malares , todo el cráneo.  Había dejado la raíz casi al aire.

Yendo hacia el norte , las singladuras se estiraban como chicle.  Por fin atracamos , libre plática, sube el agente marítimo .  Le explico . Responde calmado: "SIM ...NOS TENMOS ..."  Yo que estaba con ánimo asesino le corté de entrada: "NO , MALDICIÓN, NINGÚN  NOS TENMOS ....QUIERO EL MEJOR DENTISTA DISPONIBLE "

Me llevaron urgente. Un piso alto, lujoso. Atención inmediata , me sentó , babero, etc. Ubicado frente a un ventanal esperando ser amasijado , disfrutaba de un espectaculo tranquilizador, playa incluída.    En el cuarto vecino, el mecánico dental escuchaba la radio .

Escuchaba un partido de Brasil en el Campeonato Mundial de Fútbol !! Ya había ocurrido que un "torcedor " que sostenía una radio con una mano y una bomba de  estruendo con la otra , saltando entusiasmado, tiró la radio y se llevó la bomba a la oreja.

"VEA DOCTOR ...PODEMOS ESPERAR AL ENTRETIEMPO...¿QUÉ LE PARECE ? Le causó gracia .  " NÂO...NÂO  PROBLEMA NENHUM "

Y realmente no lo hubo . El tipo tenía las manos de un ángel. Reconozco que me simpatizan los brasileros, sobretodo la versión garota de Ipanema.
 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar