Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

Capitán Otto Wagner

 

Fuente: Alfredo Cecchini, 2013

A finales de la década del 70 , llegó a Astra C.A.P.S.A. como   adscripto a la Gerencia de Navegación. Era más probable ver a un mono con peluca que  encontrar a una persona mejor que Wagner.

Mantener a los buques yendo y viniendo , aparte de contratos y demás,   requiere alguien con vocación de componedor , alguien con capacidad de diálogo .

Ante cualquier dificultad, mientras el gerente solía ser parte del problema, él era  parte de la solución. En cada zarpada, sabía que se haría presente , estrecharía manos y  nos desearía buen viaje.

En cierta ocasión, al momento de despachar el buque , nos enteramos que faltaba por motivo X el Jefe de Máquinas. El agente marítimo pegó un telefonazo  y al rato apareció la libreta de embarco de un maquinista que oficiaba de gerente técnico y trato con el taller naval. Viendo como venía la mano le dije a Wagner :

"Sin Jefe no salgo . Si alguno se deschava de esta farsa , a la P.M.  me la tengo que bancar yo "

Habló con la Cía. y aceptó despachar como capitán , pero me pedía que hiciera el viaje normalmente en condición de comando. Dirán : Qué alcahuete !Absolutamente no . Lo hizo por mí , para evitarme la flor de  pelotera que se armaría teniendo los remolques al costado con el taxi andando y sin iniciar  el viaje.

En aquellos tiempo Wagner usaba un Ford Fairlane , coche más largo de  lo común y no le resultaba fácil estacionarlo cerca , estando la compañía en  Alem al 600. Como su hijo era alumno del Instituto Tecnológico Buenos Aires ,  empezó usar el estacionamiento de esa universidad. Sé que había pasado por la Escuela  Naval , aunque ignoro cuando o porqué se pasó a la marina mercante. Un buen día , cuando acababa de estacionar, un suboficial en ropas de civil que custodiaba las  instalaciones lo pescójusto y lo encaró mal . "USTED QUIÉN ES PARA DEJAR EL COCHE ACÁ!

Wagner explicó que era padre de un alumno ,se disculpó y aseguró que  ya mismo se retiraba . "DE NINGUNA MANERA ....ME ACOMPAÑA A VER AL DIRECTOR "¿ PARA QUÉ VAMOS A MOLESTAR AL DIRECTOR ...SI YA ME ESTOY YENDO ?"SEÑOR....ACOMPÁÑEME

Y lo tuvo que acompañar . Fue entrar al despacho del Director y este de inmediato se levantó , acercándose con los brazos extendidos :

" ¡ OTTO ! QUÉ HACÉS POR ACÁ , VIEJO ? >El suboficial no sabía de qué disfrazarse.  "BUENO...MIRÁ...ESTACIONÉ EL COCHE ABAJO Y PARECE QUE ES UN PROBLEMA  ","ESTO SE ARREGLA ENSEGUIDA " y dirigiéndose al suboficial le  ordenó :

" EL CAPITÁN WAGNER ESTACIONA CON NOSOTROS CUANDO QUIERA "

Así eran las cosas con Otto; todo el mundo lo quería o le debía algún  favor.

Un día se cansó de enmendar torpezas ajenas y pasó a Ultraócean.  Luego me tocó a mí sentir que el suspensor me quedaba chico y le pedí trabajo. En   48 horas viajaba en el Fairlane con Otto a Campana para embarcar de Capitán en un viaje a Canadá.

Mi esposa y mis dos hijos me despidieron en la puerta ; hacía mucho  que no partía por tanto tiempo.

El colega a reemplazar era uno de los pocos casos de homosexualidad  conocida en la Marina Mercante. Saqué una libreta donde había anotado las  preguntas que tenía que hacerle, ya que son infinitas las diferencias entre cabotaje  nacional y llevar carga a los Grandes Lagos.

¿Para qué ? Empezó a contarse una película con él en el papel  protagónico ....Que no tenía tiempo para nada ....que no paraba de recibir telegramas   .....que el dueño de la carga podía cambiar en cualquier momento...que luego de  zarpar las órdenes llegarían de cualquier lado.... que modificaba la velocidad  para regular el consumo de combustible y llegar con el calado justo que permitía la   arribada....que era agotador pero que finalmente ÉL lograba el Happy End.

Aprovechando que fue al baño, salí al pasillo donde me encontré el  1er.Oficial .¿QUÉ TAL ? me preguntó.

"ME PARECE QUE ME VUELVO A CASA ...YA ME LLENÓ LOS COCOS "

" POR FAVOR , CAPITÁN ....NO HAGA ESO ...NO LE DÉ PELOTA "

El tipo estaba realmente desesperado . Espero que no me denuncien al  INADI si digo que ya no soportaba la idea de ocupar el camarote de esa gansa.

" WAGNER .....DISCÚLPEME , PERO ME VOY " . Sorpresa pero  comprensión y ningún reproche. " NO LO PUEDO LLEVAR ...TENGO QUE QUEDARME HASTA LA ZARPADA ..."

Pero me consiguió viaje con el Gerente Técnico . Después supe que  cuando le detalló lo sucedido al Administrador , la indicación recibida fue : "QUE EL  CAPITÁN HAGA  OTRO VIAJE ASÍ APRENDE A NO HABLAR PAVADAS "

Y aquí concluyo el retrato de un marino intachable. No es justo olvidarse de hombres tan valiosos. Quizás en nuestro foro  tenga algún conocido.
A.C.

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar