Historia y Arqueología Marítima

HOME

Anecdotas y Tradiciones Navales

Autor: Alfredo Cecchini

Indice  Anecdotas Marineras

CONFIESO QUE HE VIVIDO (1)

 

Panorama :  madre viuda encargada de laboratorio en el CEMIC , hermano mayor guardiamarina grifo debutante , el segundo, estudiante de abogacía en la UBA . En mis manos habían caído de casualidad unos apuntes de mi padre  cuando cursaba ingeniería .  Quedé grogui ...no entendí un pomo . Veía ante mí un futuro negro ; años dando exámenes sin ver un peso.  Y sumado a eso... el servicio militar , nada menos.  Estaba en pleno carrefour de la vida , sin saber para dónde arrancar , cuando mi madre me trajo una cartilla de la ENN .  Fotos de un cadete elegante en uniforme de  invierno , barcos impecables ....bah...pavadas .

Lo importante :

1º) no exigían secundario completo; examen y adentro muchacho.

2º) si te recibías, te daban por cumplido aquello de " COrrer, LIMpiar,BArrer.    Esta cartilla me la mandó Dios .

Dije: me tiro al cuerpo de máquinas , así mi hermano me puede dar una mano. Pero mi mamá me abrió los ojos :  "PENSALO OTRA VEZ ....EN CUBIERTA LA VAS A PASAR MEJOR QUE ALLÁ ABAJO ."

La verdad que tenía razón;  falto de una vocación profesional , no pudiendo ser rico heredero o empleado del Follies Bergère , a comienzos del año siguiente ya era cadete enfajinado de la Escuela de Náutica.   Y la pasé bomba. Había profesores buenos, no tan buenos y una joya absoluta : el capitán Victorio Ottini , que enseñaba astronomía.

Un día mientras trajinaba con las Tablas de Trigonometría encontré que un antecesor mío había escrito con la birome: "  ¡ VOLVIÓ OTTINI !  " Todos lo queríamos.Había estado alejado un tiempo, quizás por motivos políticos.

El Jefe de Estudios , Cap. Nicolás Sasso , dueño de la BDT  "MARÍA SASSO ", estacionaba a la entrada de la  escuela una coupé Buick  O Km, un bote impresionante. Mientras que el profesor de geometría , al que apodábamos            "la  Foca " , pero de apellido Alzáa, dejaba en la calle su Ford a bigotes , cuyo asiento posterior lo reemplazaba una tabla.  

Turno tarde ; en 15 minutos el colectivo me dejaba en Retiro . Y al atardecer , cambiarse de civilaco y de regreso a casa. En 4º año , trabajo nocturno mediante, ganaba lo suficiente para ir en taxi, para  poker liviano, , hipódromo , amigas.  Pude asistir a partidos de polo de aquel equipazo que  hizo historia con los hermanos Menditeguy y los Duggan. ¿ Y el estudio ?   Eso...El secundario me enseñó a no perder el tiempo ; sentarme en primera fila , frente al profesor y prestar atención. Con eso, si uno no es dormido, alcanza para lograr la promoción .  Un repasito antes de los cuatrimestrales y chau pinela. 

Acepto que los cadetes de la ENM , la sudan pero tienen una ventaja:  el uniforme con couteau y demás es un imán para´las polleras.  Una tarde , buscando una corbata , abrí el ropero de mi hermano y me llamaron la atención dos cosas : una pistola y un libro . Era una Ballester Molina de gran calibre . Un chumbo de esos y fuiste.

Abrí el libro ; tenía una dedicatoria : " I WAS VERY FOND OF YOUR SHIP ..etc.  "   Firmaba la hija de un empresario dueño de una de las droguerías más importantes del país......uuummmm. Parece que se habían desencontrado. Bueno , cuando me quise acordar, ya estaba embarcado como simple estudiante .  Todo, de punta a punta era una novedad.

Mantenía ojos y oídos abiertos para no perderme ningún comentario .  Puertos, free-pot , cigarrillos, bebidas , piringundines , Las Carmelitas , St. Pauli , las vidrieras , marcos , florines, pesetas , declaración de pacotilla... ufa! Uno era un esponja absorbiendo  todo por necesidad de acelerar la salida del capullo. Y en lo profesional  ??  Bien , gracias.  Una mañana estaba en babia , acodado sobre la carta de navegación , cuando por el ojo de buey se asoma el capitán y me sacude : 

"CADETE , CALCULE A QUE HORA TENEMOS UNA RECTA DE DIRECCIÓN !" 

Caramba ...una recta de dirección ? habré faltado el día que vieron eso ?....  ¿ le pregunto al 3ero. ? Qué papelón....mejor no. Así que manoteé el ALMANAQUE NÁUTICO  , la H.O y le pude pasar la hora al Capi. a tiempo para que hiciera rostro bajando una altura de sol.

Paso a las realidades conducentes :  LONDRES , enero del 52 .  Manzanas enteras convertidas en lotes vacíos o con algún solitario edificio en pie. Milagrosamente la magnífica catedral de San Pablo en apariencia , intacta. Los muelles quedaban por la loma del peludo , pero el transporte era muy bueno.   No se veía una fuerza similar a la prefectura . La vigilancia estaba a cargo de los mismos policías de toda la ciudad ; quizás pertenecían a una "special branch".

Las mujeres tenían vedado el ingreso al puerto .  Pero afuera no escaseaban . Claro que con algún handicap en contra si uno se ponía en delicado .  Antes que nada les gustaba ir a bailar lo que unido a duchas poco frecuentes ....

¿Depilación de piernas y axilas ? NONES.En los cines eran acomodadoras y en la cartera solían llevar calzado especial para ir al bailongo.  La función terminaba temprano porque más o menos a las 23  horas cesaba el servicio de  ómnibus . La primera vez me ensarté .  Al rato de entrar al cine se prenden la luces, todos de pie ; se escucha el "GOD SAVE THE QUEEN" y a la calle.  Maldita sea. Por cierto , la vida nocturna estaba reservada a la gente con plata. Los "pubs" también cerraban temprano .    Y esperar el último ómnibus era riesgoso . No se permitía más de 4  o  5  pasajeros parados, aunque  había lugar de sobra.  En fin , un mundo diferente .

Pedí turno con un médico en HARLEY STREET , la tradicional calle de los matasanos londinenses . Se me complicó el viaje desde tan lejos y llegué unos minutos tarde. La secretaria de entrada me retó : "YOU'RE LATE ".   Al retirarme me dice : "FIVE GUINEAS "  o sea una medida de pago inexistente desde hacía mucho tiempo , equivalente a una libra y un chelín , que utilizaban los profesionales y la clase alta.   Nada barato, por cierto.  Bueno , hora de despedirse.  Nos espera ...

HAMBURGO .

No sé cuantas bombas tiraron sobre Alemania , pero desde 1942 , con USA metidos de lleno en la guerra , aquellas superfortalezas volantes , arrasaron con casi todo.  Y la guerra redujo la población masculina a una visible minoría. Ergo , a nadie se le ocurrió que las mujeres no tuvieran libre acceso a cualquier sitio en el cual pudieran ganar un deutsche mark.

Era un tanto patético verlas circular por los pasillos del buque durante todo el día and the night . Una noche guiados por uno que estaba canchero nos largamos a St.Pauli . Un rato aquí , un rato allá. Primero suave ; el bar de "los teléfonos ". En cada mesita una lampará con pantalla y un teléfono  . Sobre la pantalla un número que no era de Telecom pues servía sólo para llamar a cualquiera de las otras mesas. Así la gente se conoce,no? Luego pasamos a una chopería con orquesta. A los músicos se los notaba un tanto alegres. ¿ Qué pasaba ?  Que cualquiera que les pagaba una ronda de tragos , tenía derecho a empuñar la batuta .  Hay que entender que estábamos en un barrio famoso muy visitado por los mismos germans.  Y la foto ahí arriba canchereando como director de aquel grupo entonados musicantes , sería un buen recuerdo para llevar a casa. 

De allí seguimos para un local con desnudistas .   Me llamó la atención que en las mesas . charlando y bebiendo , había muchas señoras con pinta de "Hausfrau".   Y que cuando un tripulante mamado se ofreció para subir al escenario y desvestirse él también , lo aplaudieron.  Un compañero lo bajó justo antes de quedar en pelo.  ¡Qué noche ! Ya no sabía si iba o venía.  Pero nuestro guía no se rendía y aclaró :  "NOS FALTAN LAS VIDRIERAS ".

Así fue  que nos encontramos frente a una calle aparentemente cerrada con dos placas de acero aunque en realidad dejaban espacio para pasar. Sobre las mismas se leía bien clarito : "OUT of BOUNDS  TO BRITISH SERVICEMEN " Dado que no éramos soldados británicos, entramos . Cada casita , una vidriera con una o dos chicas ligeras de ropa . Era cuestión de mostrar interés y de adentro al fulano le indicaban el precio.  Si decía que sí, le abrían . Clink.caja.

En esa Alemania de posguerra , limpia y pobre , excedida en cicatrices , mujeres y cerveza , cada cual atendía su juego y punto.  

A.C.

Addenda:

Navegando por la Web encontré las memorias de un conscripto inglés de la RAF que estuvo en la misma época que yo en la zona roja de Hamburgo y quizás en la misma cuadra.   Aquí la posteo.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Two leaves in the UK a year was not so bad. It meant a train down to Hamburg and the usual overnight at the Church Army Hostel . .Then catching the train for the all day zig zag journey through Germany and Holland to the Hook. On one of these trips I got  matey with a Corporal SP. He had done a 6-month stint in Hamburg and offered to show me around. I was still only 19 or maybe  even 20 and a little green I suppose as we took in a few bars in the St Pauli district.

Then we wandered along to an area known  as the Reiperbahn. I had no idea what this area was all about. We came across a street boarded up to about 10 feet high.   A board from either side of the road, off set and over lapping meant that it was possible to walk through but one could not  look through.  Painted on the board were large signs stating Out of Bounds to British Servicemen.

As I said, he knew the ropes and we wandered in. I had no idea that this was a red light area. Good-looking girls sitting in the windows of houses and men tapping  on the glass to enquire of the cost. I'd had a few drinks by this time and remember getting into a fit of laughter. We made no  enquiries and were quickly out of the area and back to the digs for a good kip before making an early start the next morning.


 A quien esto escribió, muchas gracias, porque tengo las misma vivencias de mis 18 años, puerto Hamburgo St. Pauli la trattoria Italiana donde empezaba la noche y, en algunas también terminaba, con respecto al local con teléfono en las mesas que servía para ponerse en contacto con alguna dama de otra mesa, nosotros le llamábamos EL SÓTANO, porque había que bajar por unas escaleras.

Otra vez GRACIAS

Ovidio Vega

You're welcome, Don Ovidio .  La tratoria era importante porque para regresar al buque había que ir en lancha o en coche por unos túneles infernales y allí nos esperaba una kombi para embocar a los rezagados. Además tenían buenos discos .

Slds.  A.C.


 Así es, estimado Sr. Cecchini, en una oportunidad embarque en una lancha equivocada a las 18 hs. más o menos, y resulta que me llevaba a la loma de los kinotos, por lo tanto empecé a preguntar y, como los argentinos éramos bien recibido por parte de los alemanes, en ese entonces, del total del pasaje saltó un alemán, que me dijo luego haber sido Capitán de un submarino durante la guerra y que en ese momento era Wassman(1) en el puerto el cual se ofreció a llevarme a destino y, así fué, en el primer muelle que atracó la lancha nos bajamos, y para qué, en cada boliche que llegábamos me presentaba a sus amigos y zas una birra y una copita de ginebra para bajarla, que por señas me hacía entender, y fueronnnnn, bueno así llegamos a la Trattoria Italiana a las 24 hs, se imagina Ud. en que estado los dos.

 Ovidio Vega

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar