Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

Algo para recordar ( the end)

Fuente: A. Cecchini 2013

 

RADAR:

 Durante la WW2, en el teatro europeo , ambos bandos usaron equipos de Radio Detection and Ranging. Pero muchos buques mercantes carecían de ellos. Yo, como debutante, no iba a desaprovechar la oportunidad de una semana de aprendizaje ( five days) en la mismísima casa Sperry.  Lo pudimos cumplir todos los cadetorios de cubierta, gracias a que el CORACERO entró en reparaciones programadas.

El instructor hablaba en inglés , pero pausado y no hubo dificultad.  Pedí permiso para usar el teléfono .   El técnico levantó las cejas :
"NOT TO SOUTH AMERICA ? .....O.K."

Con las antenas que tenían en lo alto del edificio , se lograba un alcance muy bueno. Por último tuvimos que contestar una serie de cuestiones que nos plantearon usando el equipo de la oficina.  Todo bien, nos dieron el correspondiente certificado. En materia de Radar ya no éramos completos burros.

ALARMA de INCENDIO

En el astillero la actividad era infernal. Cada trabajador atendía su juego , a partir de  las directivas recibidas a primera hora. Aprovechando un cofee brake , caminé por la cubierta sin temor a molestar a nadie . Sobre el castillo de proa noté una leve columna de humo.  Me preocupó de inmediato encontrar la manera de comunicarle esta novedad al 1er.Oficial sin que armara la de Dios es Cristo.  La hago corta ; el hombre no era John Wayne o Robert Mitchum.

Lo encontré en la camareta tomando la merienda.  Le digo : "¿ VIÓ , PRIMERO, ESOS VENTILADORES SOBRE EL CASTILLO CON FORMA DE CUELLO DE CISNE  ?   " SÍ, CLARO QUE LOS VI .     ¿ QUÉ PASA ?""BUENO...POR UNO DE ELLOS SALE UN POCO DE HUMO "

Salió corriendo y armó un desparramo de la hostia .  A tal punto , que enloqueció al tipo del astillero que vino a hacerse cargo del problema , dado que eran los que andaban soldando por todos lados. Se abrió una escotilla y el hombre desapareció envuelto en el humo que surgía ahora más abundante , habiéndose colocado una máscara antigas impecable.

Bajó sólo ; los demás quedamos rodeando la escotilla . Al rato salió y se desplomó sobre cubierta. Alguien la quitó  la máscara ....  "POBRE DIABLO,SE OLVIDÓ DE QUITAR EL SELLO QUE BLOQUEA EL FILTRO." Total, que no había drama . Una cabuyería humeaba seguramente alcanzada por algún chispazo.

BOSTON  bajo CERO .   
En New York hacía frío, tanto que cuando vimos oferta de guantes con piel de conejo , entramos todos juntos y asustamos al dueño :  " WHAT'S  THIS ...A HOLD UP ?
En la ciudad de los Kennedy , eran 20 grados bajo cero.  Todos los chicos y muchos adultos usaban gorras con  orejeras . No sé cómo , nos llegó una invitación del buque de una Escuela de Náutica . La orden fue ir de uniforme.  Yo me había apropiado de un capote usado de mi hermano que tenía un tajo al costado para el sable  y esa noche no dudé en usarlo.  Fuimos caminando ; primero me dolieron las orejas , pero luego, todo bien.

Nos recibieron los cadetes americanos con total cordialidad  e intercambiamos experiencias y algunos sueños compartidos , si se permite esa expresión.  Uno fanfarroneó que tenía 9 pistolas y revólveres , aunque por su edad era ilegal tenerlos.  Este tema de las armas viene desde siempre.

Con el calor del saloncito, se me descongelaron las orejas con un dolor terrible. Nos despedimos de estos compañeros marítimos y al día siguiente , de los EEUU.

RECIFE

El 24 de diciembre amarramos en Recife.  Es oportuno mencionar que en el CORACERO , cosa poco común, había un Oficial Electricista y dos electricistas de maestranza. Con estos dos me llevaba muy bien y  sabiendo que era un seco ,me invitaron a que los acompañara a visitar la ciudad después de cenar. OK.

Siendo Nochebuena no esperábamos encontrar mucha actividad , pero resultó que no había nadie por la calle. Todo cerrado . Guiándonos por el oído llegamos a un bar abierto que combatía el silencio con el hit del momento : DELICADO por Waldir Acevedo. Pedimos cerveza y mis socios hicieron un aparte con el mozo.    Al rato salimos; ellos muy decididos.  "¿ADÓNDE VAN ?   "VOS VENÍ ".      

 A poco andar , una puerta abierta y una larga escalera .  Tuve que subir . No me iba a quedar solo en medio de la nada.  Arriba un espacio muy grande todo tabicado por paredes que no llegaban hasta el  techo, de manera que se escuchaban sonidos indicadores de cierto grado de actividad. Ellos luego de presentarme a una persona , desparecieron conversando animados. Esta persona en cuestión tenía la piel tan negra, tan negra que lucía azulada. La conocí mejor y me apenó comprender que no estaba pasando por una buena situación económica y me mortificó no contar con un  mísero cruceiro para ayudar. Pronuncíé en voz alta el nombre del 2do.Electricista quien de inmediato apareció y no tuvo dificultad en apreciar el imperativo categórico planteado. Metió mano al bolsillo y a otra cosa mariposa.

Volvimos al bar y repetimos el pedido de cervezas.  Por fin , decididos ya a regresar , escuchamos por primera vez en la noche el sonido característico de un ómnibus. Salimos a las apuradas por temor a perderlo.
Nos paró , subimos para encontrar todo vacío , salvo el chófer y el guarda. Nos preguntaron de dónde veníamos . "DE BUENOS AIRES "  "NAO...DE ONDE VEM VOÇES ESTA NOITE ?

Les dijimos ...y ahí no más , los teníamos con nosotros, divertidos y amistosos.  La completamos convidándoles cerveza. Cuando supieron que éramos marinos y volvíamos al barco, dijeron que ellos se encargaban . El chófer  apuró la marcha ; llegados al portón de acceso al Puerto , ni un alma controlando nada. Entramos , fuimos costeando los buques hasta frenar junto a la planchada. La noche había empezado mal , pero no pudo terminar mejor.

Ojalá aquellos dos nordestinos hayan tenido una buena vida. Se la merecían.

A.Cecchini

 

Este sitio es publicado por la Fundacion Histarmar - Argentina

Direccion de e-mail: info@histarmar.com.ar