Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

LA  ERA  DEL  HIELO  III S/S "MENDOZA"

Provista por: Juan Carlos Carrion   Fecha: 19-06-2008

( De la Libreta de anotaciones del 1er. Oficial del S/S “Mendoza”)

 Viernes 28 de diciembre de 1966. Madrugada- Estamos en el rio San Lorenzo, rumbo a Montreal. El viaje desde Nueva York lo hicimos casi encima de la costa. El viento norte trae un fresco fenomenal. Subieron como diez tipos y pidieron sal. Pensamos que el frio les borró el cerebro pero es para pasarle a los ojos de buey del puente para que el aliento adentro no se congele. Piñeiro desde la rueda de cabillas insiste con eso de que: “esto al Obispo no le pasa”.

Cosa de gallegos.

Viernes a la tarde.- Bajaron en la estación de prácticos y quedó solo uno. El termómetro de mano me marca 25 bajo cero pero debe estar mal. El rio está congelado. Hay que pasar el puente de Quebec y  Testa , el Jefe de Máquinas, dice que se le congela el agua de entrada a los condensadores. Donde tengo el calentador eléctrico?

 Sábado.  Nos quedamos en Quebec. No hay fuerza de máquinas para romper el hielo bajo el puente. Por suerte atracamos a un muelle en el rio, del otro lado de la ciudad. En el muelle que nos correspondería está el “Presidente Castillo” con Pelejero y Abelleira. El “Walita” Rosendi está de segundo oficial. Si cruzamos lo voy a visitar.

 Domingo 30.- Cruzamos. La maniobra costó un poco. Los cabos de cañamo que vienen mojados al llegar al cabrestante largan agua y se congela como si fuese hielo. Hay que andar con sal y agua caliente. Como estaba fondeada el ancla de estribor hubo que virar y la grasa estaba dura y no había forma de enclochar el barbotin. Le saqué la barreta al Contra y le pegué unos golpes al engrane. Se me escapó la barreta. Le dió en el pié al electricista. Usa alpargatas en la nieve. Si mejora lo voy a visitar al hospital.

 Domingo a la tarde.- Estuve con Rosendi. Su buque está cubierto de nieve menos las tapas escotillas. Estaba solo, el resto de la gente vive en un hotel y viene un poco en horario de trabajo. Me habló del bocho de Comercial en la Empresa que mandó a un buque de la Línea América del Sur, en invierno y sin caldera hasta Quebec. En realidad me habló de la madre del bocho.

 Lunes 31.- Estamos preparando la reunión de fin de año. Los  marineros que viven en el casillaje de popa ya tienen problemas con la nieve que tapa el alojamiento y algunos durmieron en la bajada a la Despensa. Si dejan abierta la porta de Máquinas tienen calorcito y además el piso de chapa está caliente. Me parece que el drenaje de la cocina se congeló dentro del paso por bodega cuatro y el agua ya subió del enjaretado del piso. No se ven cucarachas.

 Martes 1.-  Anoche como siempre en fin de año. La enfermera colgó unas banderitas en el Comedor de marineros. Hicimos un brindis. El Capi no bebe así que hubo que disculparlo. Tiene dos cajones de agua mineral en el Camarote de Práctico.

Tenía.

Fuí a buscar una carpeta al Camarote y encontré todas las botellas en su sitio. Pero solo el agua con forma de botellas, los vidrios por el suelo. Reventaron todas. No encendí la calefacción. Cuando se entere tenemos conga. Yo me borro.

 Miércoles 2.- Todavía no saben que hacer con nosotros, algunos de la Agencia creo esperan el deshielo. Se frenó el radar. Con el asunto de la temperatura tengo todos los equipos funcionando para que no se congelen los aceites lubricantes pero el  Radio que es de Rosario y no vió hielo salvo en el whisky , apagó el radar.

Los mandé a Paz y a Piñeiro a subir a la antena. Le tiraron con un balde de agua caliente. Mas tarde les tuve que explicar como pude el asunto de las estalactitas y  los caireles de hielo y otras formas del hielo instantáneo. No sé si me creyeron.

 Jueves 3.-  Se mudaron todos los marineros al piso de la antecámara . Por suerte no tenemos paro y la caldera sigue funcionando y con ella la electricidad y la calefacción. En la bodega cuatro corté las tuberias de descarga de la cocina y sacamos el agua  a tambores. Lo malo es que tiramos todo al costado y está creciendo un pequeño tempanito de caldo y fideos.

 Jueves 3 a la tarde.- En realidad es cerca del mediodía. La noche se viene pronto. Le avisé al Capi que venian dos remolcadores a sacar el hielo que se ha formado entre el muelle y nosotros y que ha hecho que nos separemos como cuatro metros y la planchada ya no aguanta. Menos mal que nadie la usa. El casillaje de popa ya fué abandonado. Algunas tuberias de sanidad reventaron y ni se nota. El asunto será con el deshielo. Debiera comprar algún desodorante.

 Viernes 4.- Nos mandan a Saint John. Habrá que ver si aguanta la Máquina. El río parece la General Paz.. Menos mal que cambiamos algunos cabos manila por alambres. El electricista volvió pero no me saluda. Usa botas térmicas.

 Sábado 5.- Apenas puedo escribir. Tengo la mano quemada por el cemento fulminante.

Apenas empezamos a navegar y parecía que todo andaba bien se rompió una tuberia al condensador y nos quedamos al garete. Menos mal que el hielo no nos deja mover salvo hacia afuera del río, hacia el mar. Tuve que hacer con Garófalo, el carpintero, una cajonada de cemento en la Sala de Máquinas. No se podía usar soldadura y no había otra forma de tener vacío para la caldera. En Saint John van a tener trabajo para romperla, le metí ladrillo refractario en pedacitos y arena gruesa. Pierde, pero ya salimos al mar.

 Estoy contento, porque esto : “al Obispo no le pasa”...

 

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar