Historia y Arqueología Marítima

HOME

Indice  Anecdotas Marineras

Anecdotas y Tradiciones Navales

LA VISA - RAMITES CONSULARES

Provista por: J C Carrion   Fecha: Junio del 2009 (Escrito en 1984)

 

  los americanos del norte no habían tenido todavía su 11 de septiembre, ni los controles posteriores. menos mal...

005-V    Tramites Consulares  abril 1984

 Y entonces; Pedro le dijo: -tengo un embarque para usted.

Y Juan dijo que sí.  

¿Qué otra cosa puede decir Juan‑ ¿Que si su mujer lo persigue porque no hace nada. por mejorar, porque no alcanza la plata y la divisa del último viaje‑ ¿Porque molesta en la licencia y hace falta cuando no está?

Y Juan dijo que sí.  

Que embarcaba en eso que parece un buque, con ese Capitán y ese Jefe, y esa gente, Pero Juan no puede elegir mucho. Hay otros que esperan; el que tiene el número que le sigue está esperando, esperando que Juan diga no.

Y cuando Juan dice sí, Pedro le dice: Tiene la visa,? Y entonces el universo de Juan se cristaliza porque no tiene la visa.  

¿Qué es la visa en la vida de un Juan Embarcadizo? ¿Es un documento? ¿Es un carnet? ‑¿Es un qué?‑ La divagación de Juan va más allá; le parece que la visa es simplemente (Como dice un amigo) una canallada. Es un obstáculo a la libertad de trabajo, es una ofensa a la dignidad soberana de un trabajador. Porque si Juan no tiene en su Libreta de Embarco la visa del consulado de Norteamérica, Juan no viaja. Entonces, la patrona se queda refunfuñando, hablando entre dientes de los hombres que sirven nada más que para nada.

 Porque si Juan no va al consulado americano, ese que está en un barrio pituco, con plantas y con marines en la puerta; si Juan no hace el trámite, y la cola y el formulario, entonces Juan  no embarca en un buque que vaya a Norteamérica.

 Y Juan se pregunta:  todos los marineros norteamericanos van a los Consulados Argentinos a sacar su visa?

 

 

Este sitio es publicado por Carlos Mey -  Martínez - Argentina

Direccion de e-mail: histarmar@fibertel.com.ar